Cosas que no debes comprar si esos kilos quieres bajar

Bajar de peso puede convertirse en una verdadera pesadilla si no eliges el camino adecuado y sobre todo, la razón adecuada para querer hacerlo. Primero debes ser sincera contigo misma y descubrir si el querer bajar de peso es por razones propias, como mejorar tu salud, tu apariencia y poder sentirte mejor contigo misma, o si bien lo haces por complacer a los demás y para encajar en estereotipos imposibles. De esto dependerá el éxito de tu misión.

Pero no sólo es eso, el camino que elijas para lograrlo es de suma importancia. Uno te llevará al éxito y el otro a la frustración completa. El primero es aquel en donde mejoras tus hábitos alimenticios y donde la disciplina se une a tu motivación para hacer ejercicio. Y el otro es irte por el camino “fácil” pero infructuoso de los productos milagro que no sirven más que para hacerte perder tu dinero, tu tiempo y tu paciencia.

Si aún no decides qué camino elegirás, deja te explico porqué el camino “fácil” no te funcionará:

Fajas o cinturillas

Si lo que quieres es reducir centímetros de tu cintura, una faja o cinturilla no es la solución. Ella por sí misma no hará nada más que incomodarte al usarla. Para reducir centímetros necesitas quemar grasa, y para quemar grasa necesitas hacer ejercicio y controlar tu consumo de calorías.

 

Cremas reductoras

Lo único que lograrás con una crema reductora es humectar súper bien la zona de tu abdomen, pero nada más. La grasa no se quema por arte de magia, hay que echarle ganitas porque de otro modo sólo tirarás tu dinero.

Plástico osmótico

Cuando le sacas el agua a una fruta o a algún alimento, esta reduce su tamaño para no recuperarlo jamás. Pero esto no es lo que te ocurrirá si te envuelves en plástico. Sólo te deshidratarás pero la grasa seguirá ahí.

Bloqueadores de carbs

Este tipo de pastillas no sólo no sirven sino que dañan tu salud. ¿Qué te hace pensar que obligar a tu cuerpo a no asimilar algo que estás consumiendo no te desequilibrará terriblemente? Además los carbohidratos no son malos, sólo hay que aprender a consumirlos.

Pastillas quemadoras de grasa

Además de peligrosas y dañinas para tu salud, estas pastillas seguirán fomentando tus malos hábitos alimenticios. No se trata de comer mal y solucionarlo con una pastilla, se trata de mejorar tu salud física, emocional y mental y este tipo de productos dañarán todos estos aspectos.

Slim Pad

Las contracciones involuntarias que este aparato ejerce sobre tus músculos no sólo son incómodas sino que son completamente inefectivas. Lo que hará que tus músculos crezcan y se definan es el ejercicio constante y tu alimentación, no hay atajos, esa es la verdad.

Parches adelgazantes

Consumir este tipo de productos milagro no sólo pone en riesgo tu salud, también sigue alimentando ese sentimiento que hay en ti de creer que no puedes lograr nada, que no puedes esforzarte, ser constante y disciplinada. No dejes que esos malos pensamientos ganen, tú puedes con eso y más, demostrártelo a ti misma te cambiará por completo.

Té detox

Cuando mejoras tus hábitos alimenticios, tú cuerpo solito entrará en un detox natural de toxinas dañinas acumuladas en él. Ningún té o jugo hará eso por ti sin que exista un cambio previo, no te engañes.

Traje sauna

Lo único que lograrás perder con este traje es tu estilo (porque son horrendos), dinero, agua y las ganas de hacer ejercicios porque son incómodos e inútiles. Pensar que esto te ayudará a bajar de peso es igual que pensar que quedándote parada al rayo de sol te ayudará a quemar grasa.

Proteína

Los suplementos protéicos son súper buenos cuando haces ejercicios y quieres lograr que tus músculos crezcan, este tipo de productos te ayudan a alcanzar los gramos de proteína que debes consumir al día para lograr tu propósito. Pero si la compras creyendo que por sí sola te ayudará a bajar de peso, es de los peores errores. No es un producto que queme grasa, no te dejes engañar.

Te recomendamos

Tienes que ver