Microcambios que te ayudarán a bajar esos kilitos

El motivo para querer bajar de peso no es siempre sólo estético; aunque no está mal querer perder kilitos para verte y sentirte mejor, esto impactará directamente en tu autoestima y tu seguridad. Bajar de peso también es una cuestión de salud, y esta pandemia nos lo ha dejado más que claro, mantenernos sanos y en nuestro peso ayuda a nuestro cuerpo a combatir mejor los agentes externos.

Así que si quieres empezar a recorrer el camino del bienestar personal, no tienes que comenzar como si fueras una profesional, ese error te hará renunciar. Comienza con microcambios, estos te ayudarán a generar un hábito permanente.

Agua en lugar de refresco

Si tienes sed, toma agua, si tienes antojo el refresco está bien, recuerda que no hay cosas prohibidas, es cuestión de hacerlo con medida. Pero si cambias el refresco por agua en todas tu comidas o cuando tu cuerpo te pida hidratarte, harás un cambio realmente significativo.

Escaleras en lugar de elevador

Ni importa si es un piso o 15, usa las escaleras cada vez que se te presente la oportunidad de decidir si usar el elevador o no. Tu condición física mejorará poco a poco. Es hora de que pongamos fuertes esos pulmones.

Deja el carro y camina

Si eres de las personas que hasta para ir a la tiendita de la esquina usa el carro, entonces este punto es para ti. No uses el carro al menos que sean distancias realmente largas, así ejercitarás tu cuerpo y poco a poco podrás aumentar tus rutinas de ejercicio.

Chocolate amargo para los antojos

Si tienes antojos entre comidas, trata de comerte un cuadrito de chocolate amargo sin azúcar. Esto bajará tu ansiedad y evitará que te conviertas en una comedora emocional.

Ejercicio progresivo

Uno de los errores más comunes a la hora de querer entrar al mundo del ejercicio, es exigirte demasiado. No dejes que nadie te presione, ve a tu ritmo, comienza de a poquito y semana tras semana incrementa un poco más. Tu cuerpo te irá diciendo cuándo puedes avanzar, ¡escúchalo!

Más verduras

Si tus platos a la hora de comer no tienen verduras o fruta en el desayuno, entonces lo estás haciendo todo mal. Tener platos equilibrados mantendrá a tu cuerpo en equilibrio. Así que no las dejes fuera del plato.

Come lento

Si comes lento, tu cerebro podrá recibir la señal de saciedad de manera correcta, impidiendo que comas de más y te provoque problemas digestivos. Saborea, mastica más y bájale a la velocidad, verás como las porciones que antes comías, ya no puedes terminártelas.

Pasea a tu mascota

Si tienes mascota, sácala a pasear todos los días, te mantendrás activa, y además lo harás muy feliz.

Bájale a la chatarra

Si eliminas de un tajo el consumo de azúcar y grasas malas, no lograrás más que generarte ansiedad. Recuerda que nada está prohibido y que todo es con medida. Ve de a poco, cuando tu cuerpo se desintoxique ya ni siquiera se le antojarán.

Horarios

Los horarios de comida son súper importantes, si siempre desayunas, comes y cenas a las mismas horas, tu cuerpo poco a poco dejará despedirte cosas entre comidas, tu sistema se regulará y te sentirás mucho mejor contigo misma.

Te recomendamos

Tienes que ver