Cosas que deberías dejar de comer si Fitness te quieres poner

No saben la cantidad de veces que hemos recibido mensajes en los que nos preguntan cómo bajar de peso, cómo perder grasa, cómo volverte fitness, cómo mejorar y amar más tu cuerpo. La respuesta que siempre les damos es que no hay atajos, no existen pastillas (aunque te digan que sí) que logren el milagro sin esfuerzo.

Si quieres resultados distintos tendrás que hacer las cosas diferentes. Nada cambia ni mejora sin esfuerzo, constancia y aprendizaje.

Refrescos

Es bien sabido que las bebidas carbonatadas son veneno puro para nuestro cuerpo. No aportan nada bueno, están llenas de químicos y cantidades insalubres de azúcar. Si quieres mejorar tu estilo de vida, tu salud y tu cuerpo, es necesario que les digas adiós.

Azúcar refinada

Hoy en día existen muchísimas opciones más saludables para endulzar nuestros platillos. Si bien todo en exceso es dañino, el azúcar refinada es algo con lo que debes de tener mucha precaución. Es adictiva, daña tu cerebro, tu salud mental y es causante de muchísimos padecimientos graves. Así que hazle un favor a tu cuerpo y dile bye.

Alimentos fritos

No se trata de comer espinacas todo el día, pero si de que aprendas a equilibrar tus comidas. No puedes estar comiendo cosas fritas todo el tiempo porque no sólo incrementaras tu grasa corporal sino el riesgo de padecer múltiples enfermedades. La comida saludable debe ser la base de tu vida y la comida chatarra antojitos ocasionales.

Embutidos

Los embutidos nos los han vendido por décadas como alimentos saludables, incluso para niños. Porque ¿quién no ha comido un sandwich de jamón o salchicha para desayunar, o un huevito con alguno de estos embutidos? Este tipo de alimentos están más procesados que las croquetas de los perros, no se sabe a ciencia cierta de qué partes de los animales están hechos, los miles de químicos añadidos, los colorantes y no hablemos del sodio.

Comida rápida

La comida rápida está bien para un fin de semana relax con la familia o amigos, pero no puede ser la constante en tu alimentación. Las pizzas, hamburguesas, pollo frito, donas y un sin fin de productos que están al alcance de nuestra mano, son los culpables de las enfermedades que aquejan a la mayoría de la población.

Jarabes en bebidas

Cuántas veces no has ido a Starbucks por un frappe y no te pones a pensar en toda el azúcar y los químicos que tu bebida contiene gracias al jarabe y a los polvos sintéticos con los que está hecho. De nada sirve que pidas leche light o de soya si lo demás es altísimo en calorías.

Bollería

El pan dulce (ya sea recién salido de la panadería o el que venden en la tiendita ya empaquetado) contienen harinas no muy saludables, mantequilla y azúcares al por mayor. No tienes que decirles adiós para siempre pero tampoco desayunarte uno todos los días.

Alimentos procesados

Todos los alimentos que vienen ya envasados o enlatados como los frijoles, el atún, etc. Contienen enormes cantidades de conservadores, sodio y químicos que puedes ahorrarte si consumes estos alimentos en su estado natural. No arriesgues tu salud por flojera.

Te recomendamos

Tienes que ver