Una cicatriz no hace menos bonita a una mujer

A nuestro correo nos han llegado un sin fin de mensajes pidiéndonos consejos sobre como quitar una cicatriz del cuerpo. Nosotros en vez de recomendarles cremas costosas que vienen de París, le queremos dar una mejor receta que si se aplica a diario, logrará sanar las cicatrices que hay en su corazón y autoestima.

Primero te contaré algo personal…

Durante mi adolescencia fui una chica muy insegura debido al acné que sufrí, este tema dejó cicatrices por todo mi rostro y había veces que literalmente creía que lo mejor que me podía pasar era morir para dejar de sentir ese sufrimiento. Era lógico que me sentía la mujer más “fea” del mundo y mis viernes ideales por la noche, eran quedarme tapada llorando sin querer tener espejos a mi alrededor.

Diario cerraba mis ojos y pedía a Dios que me quitara esas marcas de mi rostro al amanecer, jamás sucedió.

Un día desperté y sabía que era el momento de tomar una decisión. La primera era desahogarme con mis padres y confesarles por todo lo que estaba pasando para ver si me brindaban ayuda. La segunda hubiera sido la más terrible decisión de mi vida.

bad

Después de ir a sesiones con un psicólogo, logré entender una cosa…

No, una cicatriz no hace menos bonita a una mujer y te diré porqué.

Las cicatrices son historias que vas acumulando a lo largo de la vida y un recordatorio de que tu cuerpo es tan frágil, pero a la misma vez tan fuerte que siempre luchará para mantenerte con vida.

Ellas, lo único que te deben provocar es orgullo, ya que son una medalla de honor a todas esas experiencias físicamente dolorosas a las que te has enfrentado y aunque te han costado trabajo, has ganando y gracias a ellas hoy eres una persona más fuerte.

Las cicatrices dan personalidad y carácter al cuerpo de cualquier persona, ellas no deciden si eres bonita o no, lo que define esto es tu alma, seguridad y valores.

No olvides que tú puedes ser tu peor crítica y si sigues creyendo que debido a ella, no eres una persona hermosa en todos los sentidos, entonces siempre te sentirás así. Ten en cuenta que esa cicatriz puede ser una prueba que la vida te dio para vencer tus miedos e inseguridades. Sólo lograrás pasar esta prueba si entiendes que  vales mucho más que cualquier huella que el pasado haya dejado en tu cuerpo.

– Las únicas cicatrices que importan sanar, son las de tu corazón. –

will heal

Mi vida en la actualidad

Han pasado muchos años desde que sucedió lo que te contaba al inicio de este artículo y aunque hoy tengo las posibilidades para comprarme cremas costosas, he llegado a un punto en donde me siento realmente hermosa, no sólo físicamente, también espiritual y con mucha confianza de que  soy más que esas marcas que quedaron en mi rostro.

Lo único que intento con este post, es hacerte ver que todos en esta vida tenemos marcas y cicatrices, algunas se notan más que otras, pero todas forman parte de quien eres, de tu carácter y personalidad.

No eres la única persona en este mundo que las tiene y si luchas contra esos miedos, en algún momento y cuando menos te lo esperes, te sentirás mejor y así podrás aconsejar a otra persona que haya pasado por lo mismo que tú.

 

 

Te recomendamos

Tienes que ver