Si tu pareja hace esto, has dejado de ser su prioridad

Durante los primeros meses de la relación todo siempre va de maravilla, lleno de atención, pasión, afecto. Pero esta fase no es permanente, tus hormonas no están así para siempre y cuando la realidad toca a la puerta, es un momento decisivo para la pareja pues es aquí en donde te enfrentas a la realidad y a la verdadera personalidad de ambas partes, y por lo general es cuando todo vale gorro.

Si durante la etapa de enamoramiento eras una de sus prioridades, esto puede cambiar al terminarse el coctel hormonal. ¿Pero cómo saber que te está delegando al olvido y la cosa no va a durar? Bueno, estas señales te lo dirán:

Se tarda horas en responder

Le mandas mensajes y no sólo te deja en visto, sino que además no te contesta hasta pasadas varias horas, sin explicación alguna, sin pedir disculpas, así sin más como si fuera de lo más normal. Además los mensajes siempre los empiezas tú porque si fuera por él, jamás escribiría.

No toma tus llamadas

Si le llamas no te contesta, o te contesta después de varios intentos. Se porta cortante, incómodo y obvio, ya no recibes llamadas de su parte.

Pone pretextos para verte

Antes verse no era un problema, por más obstáculos que hubiere siempre hacían un esfuerzo por al menos estar juntos unos minutos. Pero no más, ahora pone pretextos para verte, no hay esfuerzo alguno y cuando por fin logras que se vean, la cosa resulta incómoda e insatisfactoria.

No se interesa por saber cómo estás

No te pregunta cómo estás, cómo te sientes, cómo te fue durante el día y demás cosas para saber qué es de ti. Simplemente parece no importarle más.

Elige a otros antes que a ti

No es que quieras acaparar su tiempo y su espacio, eres consciente que tiene amigos y familiares, pero el punto es que sin importar nada, parece siempre elegir estar con alguien más que contigo ¡todo el tiempo!

No te escucha cuando hablas

Cuando estás hablando con él, platicándole algo, él simplemente hace como que escucha pero en realidad está en otro lado. Te pide que repitas todo el tiempo o simplemente te ignora.

No quiere hablar de la situación

Cuando intentas hablar de esta situación, de lo que sientes, de lo que observas, él simplemente te hace sentir como que estás loca y afirma que todo está bien o huye de la situación y se rehúsa a hablar.

No te incluye en sus planes

No es que quieras estar pegada de él todo el tiempo, pero simplemente no estás ya en ninguno de sus planes ya sean comidas familiares, salidas, viajes, etc.

La intimidad es un vago recuerdo

Ni hablar de la intimidad, esta ha decaído bastante o simplemente brilla por su ausencia.

No te trata con amor

Ya no hay palabras amorosas, abrazos y besos fugaces, detalles que te demuestren que te ama y que le importas.

Te recomendamos

Tienes que ver