8 Razones para no ser “la otra”

Siempre he creído que lo que lleva a una mujer a decidir y estar de acuerdo en ser ‘la otra’ es la inseguridad, la falta de amor propio. Esto provoca que crean que no merecen más, que se conformen con migajas en lugar de tener el pastel entero y de buena calidad.

He escuchado a muchas en esta situación decir cientos de frases para intentar convencerse de que la posición en la que se encuentran es positiva, tales como: “Es que ella no es suficiente para él y yo sí”, “Ya no la ama pero a mí sí”, “Sólo me estoy divirtiendo”, “La va a dejar por mí” y un etc. infinito cada vez más tóxico y triste.

Estas son algunas de las razones por las que no deberías aceptar ser la otra:

Eres víctima de tu propia trampa

Lamentablemente vivimos en una sociedad machista, ser ‘la otra’, sólo te traerá mala reputación. A él no por supuesto, él será alabado, todos dirán “es que es hombre y ella es la que lo provocó”.

Perderás el tiempo

En lugar de invertir tu tiempo, tu energía y tu esfuerzo en una persona que te de una relación sana, estás invirtiéndolo en alguien que sólo te hará perder el tiempo, no obtendrás nada más que un mal sabor de boca.

Es desgastante

Tener una relación en secreto es sumamente desgastante no sólo física sino emocionalmente, tendrás que mentirle a tu familia y a tus amigos, tendrás que esconderte siempre, te sentirás pésimo cuando quieras ir a algún lugar y él te diga: “No, porque pueden vernos”.

Te engañas a ti misma

¿De verdad amas y quieres estar con alguien que no respeta a su pareja? No pensar en esto no hará desaparecer la realidad. No importa lo que él te diga sobre su pareja, no hay pretexto que valga para engañar a alguien, si no quieres estar con una persona, la dejas antes de comenzar una nueva relación, no hay de otra.

Tu autoestima se verá muy afectada

Aunque al principio lo prohibido alimente tu ego, poco a poco te irás sintiendo insuficiente, porque obvio no dejará a su pareja. El ser ‘la otra’ te traerá complejos, tu autoestima se verá afectada y terminarás creyendo que eso es lo único que puedes conseguir.

No se comprometerá jamás

Aunque te prometa el cielo, la luna y las estrellas, la realidad es que te dejará cuando la adrenalina de la aventura se le haya pasado, cuando encuentre a alguien nuevo.

Puedes complicar mucho tu vida

Hay miles de casos de mujeres que terminan embarazadas de un hombre casado. Si de por si ya es complicadísimo tener un bebé en una relación estable, imagina tenerlo con un hombre que ni siquiera lo reconocerá.

Te lo hará a ti

Lo más seguro es que jamás deje a su pareja para irse a vivir un cuento de hadas contigo. Y si de milagro lo hace, ¿qué te hace pensar que las cosas serán distintas contigo, que no te hará lo mismo? Vivirás con la desconfianza arraigada en la mente y la relación no terminará nada bien.

Te recomendamos

Tienes que ver