Sencillos pasos para incrementar tu amor propio

Hemos recibido muchos mensajes de ustedes, nuestras queridas eslamoditas, en donde el tema principal siempre es la falta de amor propio y la duda de qué hacer para mejorar este aspecto.

No saben por dónde empezar y es completamente normal. Si antes ya era complicado amarse y aceptarse, hoy, las redes sociales nos lo han vuelto aún más complicado pues creemos que tenemos que ser de cierta forma para ser aceptadas y para sentirnos bien con nosotras mismas cuando no es así.

Si quieres dar el primer paso para aceptarte y amarte tal cuál eres y que tu amor propio sea la base de tu vida, entonces estos pasos te ayudarán a colocarte en el camino correcto.

Di sí a las cosas que amas

Para poder incrementar tu amor propio es necesario que empieces a conocerte, saber lo que te gusta y lo que no te gusta, sólo así podrás enfocar de una manera positiva tu tiempo y tu esfuerzo. Cuando le dices sí a lo que amas comienzas a hacer las cosas por ti y no por los demás, evitas frustrarte y estancarte, tu confianza se elevará y jamás te dará pena dar tu opinión.

No te compares

No hay nada que destroce más tu amor propio que el compararte. Cuando dejas de enfocarte en lo que los demás tienen y que a ti te hace falta, tu amor propio sale tremendamente lastimado. Tenemos que entender que todas somos diferentes, que tenemos diferentes virtudes, aptitudes y defectos y que está bien, si todas fuéramos iguales sería tremendamente aburrido.

En lugar de gastar tiempo y energía en compararte, úsalo para averiguar cuáles son tus puntos fuertes y tus puntos débiles, así sabrás en qué mejorar para crecer y fortalecer tu amor propio.

Acepta tus emociones

Aceptar que te sientes mal contigo misma y que algo no va bien, es el primer paso para mejorar tu estado de ánimo y comenzar a amarte. Identifica todo aquello que te haga sentir mal, ya sea interno o externo, así sabrás qué tienes que combatir, qué cosas hay que eliminar, cambiar y mejorar.

Sé amable contigo misma

Existe un ejercicio buenísimo para identificar si estás siendo demasiado dura contigo y si tienes un nivel bajo de amor propio. Haz una lista de tus defectos y otra de tus virtudes. Si puedes encontrar más defectos que virtudes y si es más fácil para ti escribir todo lo malo en lugar de lo bueno, entonces tu nivel de amor propio es bajo.

Siente orgullo de tus cosas

Deja de menospreciar cada triunfo que tienes, no importa el tamaño, si comienzas a sentir felicidad y orgullo por las cosas que haces a lo largo de tu día o por metas alcanzadas, tu confianza irá incrementando, y esta es gran parte de la responsable de que te ames o no.

Conéctate con tu esencia

Si dejas de imitar y de compararte con los demás, empezarás a conocerte realmente. Si te dejas fluir libremente te conectarás con tu esencia, sabrás quién eres y hacia dónde vas, esto te permitirá amarte cada vez más.

Olvida los errores del pasado

Todos cometemos errores eso es un hecho y es inevitable. Lo malo no es fallar sino no aprender de los tropiezos. Deja de aferrarte a ellos, de vivir en el drama y mejor saca una lección de todo lo que te ha ocurrido, eso te dará herramientas que te harán crecer como persona.

Permítete descansar

No es más productivo quien hace más cosas sin parar sino quien enfoca de manera positiva sus esfuerzos. Descansar no es pecado sino algo necesario. Si te exiges más de lo que puedes dar sólo te frustrarás; organízate y avanza, no importa el tamaño de los pasos sino la constancia de estos.

Te recomendamos

Tienes que ver