Receta para hacer tu propio aceite relajante

La vida es hermosa y maravillosa pero también puede llegar a ser agobiante, estresante y desequilibrante, y es por ello que la búsqueda de relajación y equilibrio se ha vuelto indispensable.

Para lograrlo, muchos recurren a la medicina moderna y dejan de lado a la naturaleza, y es ahí donde verdaderamente encontraremos la solución. ¿Pero qué me puede brindar la naturaleza para lograr la relajación que busco? ¡los aceites esenciales!.

Así que si quieres hacer tu propio aceite relajante, ya sea para colocarlo en tus sienes o para darte un masajito, hoy te traigo una sencilla y eficaz receta.

Ingredientes:

100 ml de aceite de almendras virgen

6 gotas de aceite esencial de melisa (Melissa officinalis)

8 gotas de Aceite esencial de lavanda

2 gotas de Vitamina E 

Preparación:

Limpia y desinfecta con alcohol los materiales y utensilios que vayas a utilizar.

Introduce primero el aceite de almendras en una botella de vidrio oscuro.

Añade a continuación los aceites esenciales y la vitamina E.

Cierra la botella  y agita con fuerza para que quede todo perfectamente mezclado.

Guarda el frasco en un lugar fresco donde no haya luz directa.

Tienes que ver