Razones por las que no deberías recurrir nunca a un amarre

Cuando te encuentras en una situación desesperante, no importa si crees o no en la magia, porque puedes recurrir a cosas de las que antes renegabas con tal de encontrar cualquier tipo de alivio. Y el amor (o la falta de amor propio, diría yo) es una de las fuerzas que más tonterías nos hacen hacer.

Así que si has recurrido a un amarre o estás pensando en hacerlo, seguro es porque te encuentras sumida en el dolor y la desesperación, y es justo por esa razón por la que deberías leer esto antes de ir a tirar tu dinero en un amarre.

¿Por qué quieres retener a alguien que quiere irse?

Querer realizar un amarre sólo demuestra tu incapacidad para ver la realidad y para soltar lo que te está haciendo daño. Es reforzar la idea de que puedes lograr que alguien que ya no te ama y que no le interesas, siga a tu lado y eso es irreal.

El amor que necesitas es el amor propio

Querer mantener a tu lado a alguien que ya no te ama, es el reflejo de tu falta de amor propio. Tu falta de autoestima te hace creer que eso es lo único que mereces, que no eres nada ni nadie sin esa persona, y eso no es cierto.

Invierte en terapia en lugar de brujos

Tirar tu dinero en cosas que no harán otra cosa más que seguirte lastimando y enterrando la poca autoestima que pueda quedarte. Mejor invierte ese dinero en ti y toma terapia.

Hazte responsable de ti misma

Hacer un amarre sólo refleja tu incapacidad para hacerte responsable de ti misma, de tu vida y tus decisiones. Quieres que un poder externo arregle tu vida cuando la responsable de hacer eso, eres tú.

Te recomendamos

Tienes que ver