Preguntas que debes hacerte si tienes 18 años

Ser mayor de edad tiene que ser un momento de reflexión para todas nosotras.

Al cumplir 18 años no sólo adquieres más responsabilidad, también adquieres muchas responsabilidades que debes tomar muy en cuenta si lo que buscas es crecer como ser humano y encaminar tu vida hacia un estado mental más feliz.

Si estás pasando por esta increíble etapa de tu vida, te dejo unas preguntas que tú misma te debes responder con toda sinceridad, serán la nueva base para tener un futuro personal prometedor… ¡no te mientas a ti misma!

¿De verdad me hace feliz lo que pienso estudiar profesionalmente?

Es común querer estudiar algo que hacer más felices a nuestros padres que a nosotras. Ten en cuenta que la decisión que tomes afectará todo el rumbo de tu vida. No pierdas tiempo en algo que no te llena ni te emociona, así de sencillo.

¿Qué país/ciudad será la primera a la que viajaré sola?

Viajar te abre la mente de mil maneras, te hace salir de la burbuja y te motiva a siempre querer conocer más. Decide cuál será esa primera ciudad o país a la que tendrás el valor de irte tú solita, te ayudará a inspirarte y motivarte día tras día.

¿Hasta cuándo pienso seguir viviendo con mis papás?

Salir del nido es una decisión difícil, ya que además de enfrentarte a nuevos retos, también tendrás que trabajar para poder pagar una renta. Haz un plan (aunque sea a largo plazo), y recuerda que lo más sano es tener tu privacidad, tus reglas y enfrentarte al mundo real. No seas conformista.

¿Prefiero un novio formal o amigos con derechos?

Esta pregunta te ayudará a no meterte en problemas emocionales. Si eliges la segunda opción recuerda que debes tener el valor de aclarar muy bien cuáles son tus intenciones. Ya no estás en edad de jugar con los sentimientos de otras personas.

¿Qué tan independiente quiero ser (sinceramente)?

Ser independiente significa que tú misma debes lavar tu ropa, hacerte de comer, resolver por ti misma los problemas en los que te metes, hacerte responsable de lo que dices, etc… ¿Estás preparada para ese reto?

¿Necesito nuevos amigos?

Las amistades tóxicas no caben en esta nueva etapa de tu vida, pues sólo te harán retroceder… ¡Recuérdalo!

¿Soy feliz con el estilo de vida que llevo?

Me refiero a cosas sencillas como: ¿Estás contenta con tu cuerpo?, ¿con tus hábitos alimenticios?, ¿con tu personalidad?, etc. Preguntas como esas te harán tener más claro en qué aspectos personales de tu vida diaria debes mejorar (por tu bien).

¿Cómo me veo en 10 años?

¿Casada? ¿con hijos? ¿trabajando? ¿viajando? ¿emprendiendo? Tú tienes dentro de ti la respuesta, no te detengas por los prejuicios de la sociedad. Sigue tu instinto y lo que de verdad quieres en la vida.

¿Aprendo de mis errores?

Si la respuesta es: No, ¿no crees que es buen momento para empezar?

¿Necesito un psicólogo?

Y no lo digo como burla, esto lo digo en serio. Muchas mujeres crecemos con inseguridades o traumas que si no son tratadas de manera correcta por un profesional, podrían definir el rumbo de nuestras vidas de una manera negativa. Si crees que necesitas ayuda, acércate con un psicólogo, que no te de pena. Hay cosas que nosotras mismas no podemos resolver si no es con ayuda, recuérdalo.

 

Te recomendamos

Tienes que ver