8 Señales de que debes cambiar de carrera universitaria

Mientras más pasan los años, más decisiones difíciles debemos tomar. Decisiones que marcarán un antes y un después en nuestras vidas. Y es precisamente por esta razón que debemos tomarlas con madurez y siempre pensando primero en nosotras mismas.

Una de ellas es el momento en el que tenemos que elegir la carrera que pensamos estudiar. No es una tarea fácil, pues involucra muchísimo análisis de nuestra parte para tomar la mejor decisión, cosa que no siempre hacemos y que en vez de darle el tiempo y la importancia necesaria, elegimos la que “más reputación” nos dará o la que todo el mundo espera que cursemos. Es por eso que hoy quiero ser súper directa contigo y decirte algunas señales que podrían indicar que es momento de elegir otra carrera universitaria. Espero y te pueda ayudar.

Todos los días te despiertas enojada y el motivo es porque tienes que ir a la universidad

No vives inspirada por aprender ni mucho menos por organizarte y ser más productiva en tu escuela.

No entiendes absolutamente nada de lo que dice el profesor

Tu cabeza literalmente se va de viaje a una vida paralela que te gustaría tener. No haces ni siquiera el esfuerzo por prestar atención.

En tu casa nunca buscas videos en Youtube relacionados a lo que estás estudiando

En vez de eso, buscas cómo aprender otras actividades (ej: fotografía, edición, dibujo, psicología, canto, etc…) Y hasta te emocionas con la idea de emprender algo nuevo relacionado a esa actividad.

El principal motivo por el que elegiste esa carrera fue por “tradición familiar” o por “hacer sentir orgullosos a tus padres”

¿Y cuándo pensaste en ti?… Tú eres responsable de ponerte en primer lugar y decidir sobre tu vida. No puedes vivir intentando agradar a los demás sacrificando lo que a ti te hace feliz.

Cuando los demás te preguntan: ¿Qué tal la carrera?… tú respondes algo como: “Pues… bien, supongo”

Pones una sonrisa como de: “pues ya qué”…

Al terminar tu día de universidad, no quieres saber nada más al respecto

Prefieres mil veces irte con tus amigos, ver pelis, hacer ejercicio y demás actividades que para nada tengan que ver con tu carrera… y no de vez en cuando, sino SIEMPRE.

Cuando estudias algo que te gusta, te obsesionas con ello y te emociona la idea de aprender aún más… recuérdalo.

Solo estás esperando que pasen los años para terminar con esa agonía “y poder conseguir trabajo”

Lo que no sabes es que terminarás la carrera sin saber nada y sin querer trabajar en ese medio. No lo digo para desanimarte, lo digo para que tengas en cuenta que esto es muy posible que suceda.

Hay una voz dentro de ti que diario te dice que debes cambiar el rumbo de tu vida

Se llama intuición, y si no le haces caso tú misma te podrías autosabotear.

Te recomendamos

Tienes que ver