Pensamientos que toda chica tiene cuando hace demasiado frío

¡Odio el frío! Pero me ha inspirado para escribir este artículo con el que estoy segura se van a identificar a más no poder. Y es que si lo odias tanto como yo, entonces estos pensamientos te han pasado más de una vez por la cabeza.

¿Por qué no han inventado algo para que nuestros nips no se salgan de su sitio?

Y es que no importa que traigas brasier, encima una blusa y un suéter. Con este frío ellos logran atravesar todo eso y más para salir a tomar el fresco. ¿Por qué no han inventado algo para mantenerlos en su sitio?

Siento que mi mano se quedará pegada al mouse

Amo mi trabajo, pero mi mano se está muriendo lenta y dolorosamente encima del mouse. Este frío la congela al grado de que ya no puedo encoger los dedos.

tengo frio

Si tan sólo lograra calentar mis pies…

Tengo la ligera sensación de que mis pies son los responsables de que el resto de mi cuerpo no logre entrar en calor, por más cosas como calcetines o cobijas que les ponga encima, ellos jamás se calentarán. De hecho a veces creo que ya no hay vuelta atrás y que han entrado en estado de hipotermia.

No quiero levantarme

Siempre me ha costado trabajo levantarme por las mañanas, pero con este frío de verdad que no puedo. ¿Cómo dejar el delicioso calor de mis cobijitas? No es justo, dan hasta ganas de llorar.

frio

¡Al diablo! Haré una fogata en mi habitación

He llegado al punto de pensar que preferiría un incendio a seguir con este frío que hasta me causa dolor al respirar.

¿Y si me tiro el café encima?

Me pasa por la cabeza todas las mañanas. Al tocar esa deliciosa taza hirviendo, siempre pienso ¿Y si me la tiro encima? igual y así me caliento por unos minutos…

hace frio

Amarraré al gato/perro a mis pies

Si tienes mascotas sabrás que ellos son el mejor de los calentadores. He llegado al punto en que los pongo sobre mis pies para así evitar que se caigan por congelamiento en la noche. Obviamente mis perros son los más felices del mundo, ya que duermen en mi cama.

Mis manos están limpias, no necesito lavarlas

Cuando hace frío la higiene sale sobrando, he llegado a convencerme a mi misma de que eso de lavarlas antes y después de ir al baño es un mito. Todo con tal de no tocar el agua helada.

¿Y si me meto a bañar con ropa?

¡Bañarte es una tortura! Primero te tienes que quitar toda la ropa calientita que llevas encima. Después entras a la regadera y todo pasa rápido, pues el agua caliente es una bendición. Pero luego viene lo más difícil: ¡Cerrar las llaves y secarte! Es la peor tortura de todas.

so cold

¿Por qué no tengo un cómodo bajo la cama?

Por fin logro calentarme bajo las cobijas, cuando de pronto siento que me anda de la pipí. Es cuando me maldigo por no tener un cómodo debajo de la cama.

Hagas lo que hagas no te muevas al lado frío de la almohada

Mientras dure este frío dormiré en una sola posición toda la noche, y es que si por error me giro sentiré el aterrador frío de la almohada que se quedó sin el calor de mi cabeza.

Toda esta temporada será un lado prohibido.

¡Tenemos una baja! ya no siento mi nariz

Siento anunciarles que ya hemos perdido a mi nariz, no la siento más y está completamente helada.

Te recomendamos

Tienes que ver