No se pueden hacer cosas épicas con personas básicas

Tan claro como el agua…

No se pueden hacer cosas fuera de lo común, llenas de adrenalina y sobre todo de mucho encanto con personas sencillas y básicas que no saben observar más allá de sus propios ojos.

Personas que temen arriesgarse a algo más, a cosas inéditas pero llenas de adrenalina y sobre todo de oxígeno nuevo para el corazón, de vida. Personas que prefieren lo corriente y conocido, las que prefieren una vida de total orden antes que aventurarse y llenar eso llamado ‘Libro de vida personal’.

¿Entonces para qué venir al mundo y no disfrutar de la particularidad de lo que nos hace querer seguir respirando cada día?

Porque aunque todos seamos similares algunos se atreven más que los demás, van por los caminos del mundo dejando una huella poco borrable y difícil de rellenar, personas que incluso aparecen de manera intermitente en la vida de otros esperando ser tomadas en ese preciso momento porque no habrá otro igual.

Personas que merecen momentos épicos y originales como el quien los quiere probar. Mientras que esas que son básicas solo quieren seguir con lo normal, una mezcla de ambas sería algo genial, mientras que una de ellas lleve toda la delantera de esta genialidad que significa vivir aventuras y cosas épicas.

Por ello, cuando aparezca alguien aventurero y con ánimo por lo desconocido, toma su invitación, pues si quieres algo épico y cargado de oxígeno no lo encontrarás con alguien común.

Por: Jasmin Alfonso | Instagram

Te recomendamos

Tienes que ver