Consejos para las que quieren bajar sus lonjitas y no saben por dónde empezar

El año pasado entré a la universidad y aunque muchas mujeres bajan de peso debido al estrés y a estar activas todo el día, a mí me sucedió completamente lo contrario. En menos de 6 meses había subido 8 kg por no tener especial cuidado en mi alimentación.

Como era de esperarse, siempre comía en la escuela lo que podía (pizza, tacos, papas frítas, etc…). Sinceramente no le había dado mucha importancia, hasta que un día saliéndome de bañar me vi desnuda, y noté que mi abdomen comenzaba a perder su figura debido a la grasa.

Si has vivido algo similar y quieres bajar esos kilos para regresar a tu peso ideal, pero no sabes por dónde empezar, te quiero dar estos consejos que hoy me han hecho perder esos kilos y más de grasa que no tenía por qué estar en mi cuerpo.

workout

Deja rotundamente de tomar bebidas con alcohol o azúcar

Me refiero a los refrescos, Redbull, frappes de Starbucks, jugos con saborizantes artificiales, etc. Obviamente también debes dejar a un lado el alcohol por un tiempo. Nada de la cerveza dominguera ni nada de nada.

Alternativa: Lo único que puedes beber es agua natural o mineral sin saborizante.

Adiós a las garnachas

Hazle saber a tu cerebro que ya no puede comer cosas engordadoras (por más ricas que sean): tacos, garnachas, pasteles, frituras, papas fritas, hamburguesas, hot dogs, burritos, galletas, pan, etc…

Tip: Cuando vayas al supermercado también es importante que te fijes en que los alimentos que compras no tengan grasas saturadas (son las que te hacen engordar).

Alternativa: Asa o pon en el horno de cocina todos tus alimentos y deja que se cocinen con su propio jugo (pollo, pescado, carne de res, etc). Acompaña sólo con verduras hervidas, arroz o frijoles.

Si tienes ganas de snacks, prepara cocteles de frutas con granola, tazones con nuez, almendras, etc.

Deja de cocinar con aceite de oliva pensando que adelgazarás

El aceite de oliva es MAGNÍFICO ya que aporta antioxidantes y es grasa insaturada (grasa buena que se deshace de la mala), pero sólo si se consume en temperatura ambiente. Por ejemplo lo puedes comer de manera perfecta en ensaladas, salsas, con un poco de pan, etc.

Al calentar el aceite de oliva, los nutrientes que tiene se queman y las grasas buenas se echan a perder, convirtiéndolo en grasa saturada.

Alternativa: Si es forzoso usar un poco de aceite para lograr una mejor cocción, hazlo, pero mejor usa aceite de maíz o cártamo.

Consume 5 comidas pequeñas al día.

Haz cardio 20 minutos al día, 5 días a la semana (mínimo)

Lo que a mí me sirvió como no tienes una idea, fue comenzar a brincar la cuerda. Los músculos al estar rebotando por los brincos se fortalecen y marcan muchísimo más rápido que con otros ejercicios.

Rutina: Brinca 5 minutos a una velocidad moderada y 5 minutos a velocidad máxima. Descansa 2 minutos y repite.

Cruel verdad: Si sales a correr a una misma velocidad (trote) tan sólo por 20 minutos o más, no lograrás absolutamente nada interesante. Si te gusta salir a correr, necesitarás hacer intérvalos de la misma manera.

No tomes productos como suplementos o quemadores de grasa

Un consejo muy importante es no ir corriendo a una tienda y comprar productos que te jurarán bajar de peso. Si los tomas sin un estricto control médico y de un nutricionista, es posible que sólo termines ganando más peso y en casos más graves, tener fallas en tus órganos (hígado y riñones).

Deja de poner excusas (es enserio)

Sé que es difícil y que siempre habrá un pretexto, pero deja de engañarte a ti misma. Borra de tu vocabulario las frases “me siento cansada” o “mañana sigo con mi dieta”.

Si tú no te levantas y comienzas a moverte y a querer hacer algo por ti, nadie lo hará. ¡Confío en ti!

Espero te ayuden estos tips, si los comienzas a seguir, notarás un enorme cambio en las primeras 6 semanas.

 

Te recomendamos

Tienes que ver