Confesiones de tu estilista que podrían no gustarte

Llevo 5 años trabajando profesionalmente como estilista en una prestigiada estética para mujeres en la Ciudad de México. Amo con locura mi trabajo, pero como en todo, siempre hay personas o comentarios que nos desesperan y que nos debemos guardar por respeto y profesionalismo para evitar que los clientes se sientan ofendidos. Pero hoy que he encontrado un espacio aquí, las revelaré de manera anónima.

No me lo tomen a mal pero el 100%, así es, todos los estilistas hemos llegado a pensar estas cosas. No lo tomes personal, ponte en nuestro lugar.

Si no las haces, en verdad que eres un cliente ejemplar y te lo agradecemos con todo el corazón…

Odiamos que te enojes porque cobramos ‘caro’ y después regreses pidiendo que te solucionemos lo que otro estilista te hizo mal

Muchas clientas se sienten hasta ofendidas cuando les decimos el costo del servicio que damos, pero eso sí; después de 3 días regresan pidiendo por favor que solucionemos el color que otro estilista ‘barato’ les hizo en su cabello. ¡Argh!

No saber cómo decirte que no quedarás igual que Ariana Grande cuando llegas con una foto de ella y quieres su mismo look

Muchas chicas llegan con fotos de Gigi Hadid, Ariana Grande o Demi Lovato pensando que si se hacen el mismo corte de cabello se verán exactamente igual a ellas. Lo frustrante es que jamás nos hacen caso sobre que ese estilo no les va debido a la forma de su cara, ojos, pómulos o quijada, y cuando se dan cuenta que no se ven igualitas, caen en depresión y nos culpan a nosotros por “no haber entendido” lo que ellas querían.

Nos molesta que lleves a tus hijos y se la pasen corriendo entre las sillas o gritando

No entiendo por qué a veces las clientas son tan irresponsables y llevan a sus hijos a la estética mientras ellas se hacen algún procedimiento. ¡Es obvio que ellos se aburren! A nosotros nos desconcentran y además es muy peligroso ya que traemos tijeras y podrían provocar que lastimemos a un cliente o incluso a ellos mismos sin querer.

scarlet

Si haces cita, llega a la hora acordada

Muchas personas creen que tienen todo el derecho de hacernos esperar hasta 1 hora para atenderlos, no es así. Hay veces que si llegas tarde, todo nuestro horario se cambia y por no hacerte la grosería de no atenderte o perderte como cliente, tenemos que hacer esperar a otras personas y todo por no haber llegado a tiempo. ¡Se puntual! No pedimos más.

¡Aprende a explicarte!

Suena muy directo, ¡pero precisamente así debes ser tú también! El 90% de clientas que llegan nos dicen: Lo quiero como Angelina Jolie, ¿ya sabes cómo no? Y cuando les decimos que no tenemos una idea, se enojan y nos dicen cosas como: “Largo pero corto a la vez de atrás” Y demás cosas imposibles de entender.

Nos encanta platicar contigo, pero sólo en lo que terminamos de hacerte tu nuevo look

Es lindo platicar con ustedes ya que así el tiempo también pasa más rápido y es más ameno nuestro tiempo con ustedes, pero hay unas mujeres que aunque ya hayamos terminado el corte, se quieren seguir platicando durante toda la tarde sin darse cuenta que nos están quitando el tiempo de nuestro trabajo.

chiisme

¡Haznos caso cuando te decimos que no te verás bien de rubia!

Con eso de que Shakira se pintó de rubia y se ve bien, todas creen que se verán bien con ese color de cabello, ¡pero la realidad es que no es así! El tono de la piel, el tipo de cabello, de ojos, cejas y demás cosas influyen para poder saber desde antes si ese color te irá bien o de plano te hará ver fatal.

Nos dan ganas de jalarte el cabello cuando te la pasas moviendo tu cabeza.

No sé que sucede que hay chicas que por más que les pidas que se mantengan quietas, no pueden y se distraen muy fácil, provocando que para nosotros sea un infierno cortarles el cabello justo como quieren. Es desesperante estar pidiendo una y otra… y otra vez que nos ayuden a no moverse.

 

Te recomendamos

Tienes que ver