¿Cómo terminar a mi novio sin hacerle daño?

Esta es la pregunta del millón, muchas eslamoditas nos mandan inbox preguntando, cómo pueden terminar a su novio sin hacerle daño. Y siento ser yo quien les de la mala noticia, pero no se puede. Cuando una relación amorosa termina ambos saldrán lastimados, pero el que fue botado se llevará la peor parte.

Pero no desesperes, hay algunas cosas que puedes hacer o bien evitar para lastimarlo de más.  Así que si lo que buscas es un rompimiento sano, sin remordimientos, gritos y drama innecesario, tienes que leer esto, es experiencia personal, son cosas que me han servido y espero te ayuden a ti.

No le mientas

Los hombres también tienen intuición (no tan sofisticada como la nuestra, pero la tienen), saben cuando tienes algo, detectan que las cosas no van bien y hasta pueden adivinar por dónde va la cosa. Lo más seguro es que llegue el punto en que te pregunte cosas como: ¿Qué tienes?, ¿Estás bien?, ¿Aún me amas?, ¿Quieres terminar?. Las respuestas a estas preguntas no son sencillas pero mentir sólo alargará la tortura. Si él saca el tema, aprovéchalo y habla con la verdad. Le dolerá, pero con el tiempo te recordará como alguien que no mintió.

Las mentiras blancas se valen

Hay mentiras que se valen cuando estás tratando de terminar una relación sin dejar a la otra persona demasiado lastimada. Por ejemplo, cuando terminé a mi antiguo novio, fue porque ya me gustaba alguien más. Cuando terminamos me preguntó: “¿Hay alguien más?”. Tienes de dos, decirle la verdad u ocultarla. Pero yo creo que esas preguntas las hacen esperando una respuesta negativa. No gana nada sabiéndolo. Así que si no quieres destruirlo, mejor omite ese punto.

No te andes con rodeos

Si de verdad tu intención es lastimarlo lo menos posible, no alargues la tortura, las peleas, los malos tratos, la indiferencia. Quita la bandita de un solo tirón y lo más rápido que puedas. Si alargas la situación, entonces sí sufrirá más pensando qué pasa, qué puede hacer, qué tienes y mil preguntas más que lo agotarán emocionalmente.

No trates de hacerlo sentir mal

Hay rupturas muy escandalosas y dramáticas, en donde no pensamos bien lo que decimos y terminamos hiriendo verbalmente a la otra persona. Evita sacar trapitos sucios o cosas del pasado ¿Para qué? Las cosas están terminando, no lo dejes más herido, no vale la pena.

No prometas nada

No hagas promesas que no piensas o no quieres cumplir, como decirle que se seguirán viendo, que pueden terminar como amigos o que estarás ahí si algún día te necesita. Todas estas promesas no se cumplen, porque sigues con tu vida, encuentras a alguien más y él ya no tiene lugar ahí. Así que es mejor cortar de raíz, así además te evitas problemas futuros.

No le pidas un tiempo

Esto es súper típico, ¿qué hacemos cuando ya no nos sentimos a gusto con esa persona? ¡pedir un tiempo! Las cosas no desaparecerán, y tampoco te servirá para aclarar tus ideas, porque ya las tienes bien claras. No huyas, enfrenta las cosas y evítale meses de sufrimiento en vano.

Nota:

Las dudas es la señal clara de que las cosas tarde o temprano llegarán a su final. No prolongues la agonía, sé que es difícil, pero ese será tu fondo. Después de hacerlo comenzarás a subir de nuevo, es cuestión de tiempo, ni tú ni él morirán, te lo puedo asegurar. Su dolor no es tu responsabilidad, así que no te sientas culpable y haz lo que creas conveniente para ser feliz.

Te recomendamos

Tienes que ver