5 recetas de champú casero que realmente limpian tu cabello

Claro, tu prima tercera hippie ha estado cantando las alabanzas del champú casero en tu feed de Facebook por lo que parece una eternidad, pero probablemente no hayas encontrado una razón suficiente para cambiar tu limpiador comprado en la tienda. Te entendemos, los champús caseros pueden parecer un poco innecesarios, pero aquí está el verdadero atractivo de los champús caseros: son completamente personalizables y totalmente naturales, lo que significa que puedes inventar la fórmula perfecta específicamente para tu tipo de cabello. 

¿Tienes un cuero cabelludo sensible pero no puedes encontrar un buen champú sin sulfato? Hazlo tú mismo. ¿Necesitas una tonelada de humedad sin las siliconas? Sí, hazlo casero. ¿Estás intentando ser ecológico sin gastar mucho dinero? Hola, champú casero.

En serio, sin importar tu tipo de cabello o presupuesto, puedes crear el champú perfecto que realmente limpie tu cabello sin destruirlo y, debido a que las recetas pueden ser difíciles, redondeamos nuestros cinco tutoriales favoritos de champú casero que requieren prácticamente cero esfuerzo. 

1. Champú ligero casero

Una pequeña mezcla agradable de ingredientes naturales (como hibisco, hoja de ortiga y polvo de aloe vera) se combinan con jabón líquido en esta receta de champú fácil de seguir. Sigue el ejemplo de la YouTuber Sedona Christina y guarda tu champú casero en una linda botella de vidrio reutilizable, y estarás más que dispuesto a hacer un poco más de espacio en tu ducha.

2. Champú casero para cabello seco y dañado

Esta receta parece muy complicada, pero la YouTuber Loc Crush hace que parezca fácil. Este pequeño trabajo adicional te dejará con un limpiador súper hidratante para suavizar el cabello que realmente te encantará.

3. Champú a base de hierbas casero

Junto con algunas hierbas aromáticas celestiales (lavanda, romero y tomillo), este champú casero está enriquecido con vinagre de manzana, que no solo disuelve la acumulación de producto, sino que también equilibra los niveles de pH de tu cabello y cuero cabelludo, lo que ayuda a reducir picazón y escamas.

4. Híbrido casero de champú y gel de baño

Si te vas a tomar el tiempo para hacer tu champú casero, también podrías convertirlo en una multitarea, ¿verdad? Esta receta de champú casero es lo suficientemente suave como para usar en tu cabello y cuerpo, gracias a sus tres ingredientes: leche de coco, jabón de castilla y aceite esencial de lavanda.

5. Champú seco

Cuando cambias de agentes de limpieza agresivos a champús caseros, hay una buena posibilidad de que tu cabello se vuelva grasoso más rápido, ya que no estás usando sulfatos de secado para quitar el aceite de tu cabello. Mientras estás en la transición, por lo general toma solo unas pocas semanas, y luego encontrarás que tu cuero cabelludo en realidad produce menos aceite que antes, asegúrate de tener a la mano este champú casero seco sin alcohol que está hecho con solo almidón de maíz y cacao en polvo (para ocultar los tonos blancos). Embarra tus raíces con un pincel de maquillaje esponjoso y la fórmula absorberá cualquier exceso de aceite con el que estés lidiando.

Te recomendamos

Tienes que ver