9 Cosas que nadie te dice de teñirte el cabello por primera vez

Teñir tu cabello es súper divertido y definitivamente lo recomiendo a cualquier persona interesada o curiosa (¡porque solo vives una vez y solo es cabello!). Sin embargo, definitivamente hay algunas cosas que debes saber antes de teñirte que facilitarán la transición. A continuación, nueve cosas a tener en cuenta:

Cambiará la textura (y eso no es necesariamente malo)

Después de teñirte el cabello probablemente notarás que es más voluminoso, lo que significa que probablemente también te resultará más fácil peinarlo. Sin embargo, la otra cara de esto es que, después de bastantes trabajos de tinte y capas de proceso, el cabello puede comenzar a sentirse seco y dañado. Así que el consejo aquí es limitar la cantidad de veces que tiñes la misma área.

Lamentablemente, se desvanecerá

Comienzas con un color de cabello que te vuelve loca, solo para notar que en unas pocas semanas (a veces días) comienza a desvanecerse o ponerse un poco chillón, y en unas pocas semanas más, la diferencia es aún más dramática. 

¿El truco? No lavarte el cabello al menos un día completo después de la coloración, y luego solo cada dos o tres días para ayudar a preservar el color. Además, moja tu cabello antes de ir a la piscina o al océano, ya que el cabello actúa como una esponja. Si está mojado, no puede absorber el cloro ni el agua salada y se desvanecerá menos.

Tendrás que invertir en champús especiales

El hecho de que se vaya a desvanecer implica que debes invertir en champús y acondicionadores para preservar el color, que generalmente son más costosos que tus productos tradicionales. Los productos para el cabello teñido están diseñados para mantener las puntas del cabello cerradas y mantener el color.

Volver a teñirlo de un nuevo color es complicado

Si tu cabello ya está teñido, teñirlo con un nuevo color no es tan simple como elegir el siguiente color que desees, ya que el tinte para el cabello reacciona de manera muy diferente al cabello tratado con color en comparación con el cabello que es totalmente natural. 

Al teñirte en casa, siempre consulta las letras y números en la caja de tinte en lugar de la imagen, ya que te dará una indicación mucho mejor de lo que el tinte hará específicamente a tu cabello (por ejemplo, un tono ceniza reducirá los tonos cálidos o anaranjados, un cobre los realzará, etc.).

Teñirse de rubio es un poco difícil

Ser rubia requiere mantenimiento, por lo general, requiere niveles más altos de amoníaco o productos blanqueadores. Notarás un cambio de textura en tu cabello, por lo que es más probable es que requieras menos champú y más acondicionamiento. Ciertos tipos de cabello solo pueden alcanzar el rubio a través de muchos y destacados puntos de luz, en lugar de hacerlo mediante un solo proceso de tinte de proceso.

No laves tu cabello de antemano

No te laves el cabello uno o dos días antes de teñirte, ya que los aceites naturales del cuero cabelludo funcionan como un amortiguador para evitar la irritación, y también es mucho más fácil seccionar el cabello, lo que garantiza una distribución uniforme del color. ¡Así que renuncia al champú!

Mantén los tratamientos para el cabello a mano

Debes tener en cuenta la importancia de prepararte de antemano para el daño ocasionado en tu cabello y asegurarte de tener a mano los productos adecuados. Usa una máscara acondicionadora profunda una vez a la semana, sin importar si notas mucho el daño o no.

Lleva una foto

Lleva una foto del color que deseas a tu cita para teñir el cabello, incluso puede ser útil llevar fotos de lo que no quieres. Esto es clave porque lo que podrías estar llamando “rubio miel”, por ejemplo, es lo que tu estilista podría llamar rubio oscuro, o viceversa, y puedes terminar totalmente decepcionada solo por una falta de comunicación. En serio, nada pinta una imagen del aspecto que deseas mejor que una imagen literal.

El sol afectará tu color

Los cabellos teñidos necesitan protección contra el sol si deseas conservar el color durante el mayor tiempo posible y evitar los tonos raros. Los sombreros, bufandas y aerosoles UV son todas opciones útiles, y probablemente querrás reservar una cita de retoque con tu estilista después de unas vacaciones soleadas.

Te recomendamos

Tienes que ver