Vestidos otoñales para que lo único que te llueva sean halagos

El otoño viene acompañado con un montón de lluvia que siempre termina arruinando nuestro peinado, maquillaje, outfit y hasta nuestra salud. Es por eso que no todas somos amantes de este tipo de clima. No obstante, una lluvia a la que nadie puede resistirse es a la de los halagos. Así que prepara uno de estos vestidos y sal a la calle con un buen paraguas.

Un vestido corto de manga larga atraerá la atención hacia tus piernas, sin perder la elegancia. Además si lo usas en un color diferente y atrevido, sobresaldrás.

Un vestido negro. Todas tenemos uno en nuestro armario y combina perfectamente con las texturas y colores sombríos de esta época. Además, le irá perfecto a todas tus chaquetas, sudaderas y suéteres.

Un vestido blanco. Este vestido da el mismo efecto que el negro, a diferencia de que resaltarás de entre el resto. Pues en esta temporada casi nadie lo usa. No tengas miedo a sobresalir.

El vestido cruzado se está poniendo de moda ¿Y cómo no hacerlo? Si tienes pocas curvas las resalta y si tienes muchas las disimula. Tú lo acomodas a tu gusto, es perfecto.

Un vestido de manga corta te dará la libertad de andar fresca si hace calor, pero protegerá tus hombros de la lluvia y viento.

Un vestido midi, aunque parezca a simple vista de viejita; créeme que se te verá fantástico, sexy, original y hasta te hará lucir poderosa.

Un vestido serio con una abertura. Las aberturas dan ese aire de seducción que nadie se explica. Es decir, te verás como alguien seria con un aire de misterio…

…incluso si tu vestido es uno largo. El efecto es el mismo. Lucirás encantadora e intrigante.

Un vestido de cuadros de tirantes será la perdición de todo el que te mire. Desde tu familia, amigos, compañeros o galanes.

Un vestido de colores otoñales; es decir, esos colores que parecen coloridos pero en realidad son sombríos. Sé que suena raro de entender, por ejemplo el amarillo mostaza o verde botella.

Un vestido con los hombros descubiertos es la manera perfecta para atraer la atención “sin querer”. Pues es discreto pero notable al mismo tiempo.

Un vestido holgado será perfecto para recibir halagos en esos días del mes en que te sientes inflamada. Preferentemente los mini y de colores atractivos.

Te recomendamos

Tienes que ver