Vestidos casuales por si tienes ‘Un Date’ después del trabajo

Los looks del trabajo son una maravilla, pues los usamos tanto, a tal grado de saber qué look llevar, con qué zapatos y cuáles accesorios le quedan ¡No obstante! No podemos negar que son outfits de lo más aburridos ¿Te imaginas salir con un date con tu clásico look de godín? ¡OMG! ¡No! Si irás a una cita saliendo del trabajo, te recomiendo llevar un vestido casual.

Una camisa XXL como vestido. Usando un cinturón sobrepuesto en la cintura ¡Harás milagros! No sólo es un look profesional, sino que es didáctico y divertido que tu date amará.

Un maxidress de polka dots. Los estampados son llamativos y atractivos, pero como tienes que lucir profesional te recomendamos un estampado discreto como los polka dots.

Es raro llevar colores tan llamativos al trabajo, pero puedes ir con un mini vestido de un color clásico como el azul…

…o de plano alocarte con uno amarillo ¡Pero! Siempre y cuando respetes el código de etiqueta de tu oficina.

Los vestidos largos siempre son bienvenidos en la oficina, pero para darte ese toque coqueto, puedes optar por uno con abertura para enamorar a tu date.

Los midi vestidos se han vuelto un clásico de la oficina. Puedes llevar un rosa discreto recto, pero con un poco de escote para la noche…

…o uno cruzado para que tus curvas se luzcan esta noche y termines besando a tu date que tantas ganas tenías de ver.

Un vestido corto pero elegante. Lo extraño de los vestidos cortos es que no son bien recibidos en las oficinas, pero si se trata de uno con corte o tela elegante ¡Hasta es chuleado!

Lleva rayas al trabajo ¿Por qué? Porque es un estampado aceptable, pero a la vez hace que te veas menos aburrida.

Un vestido blanco siempre va a ser atractivo para los chicos, sobre todo los vintage que te dan ese aire alternativo e intrigante que despertará el interés sobre ti.

Te recomendamos

Tienes que ver