Trucos para saciar tu antojo de algo dulce sin engordar

Cuidar la figura no es cosa sencilla pero tampoco es imposible, lo más difícil siempre es el inicio pues es la etapa en que los antojos dulces se ponen agresivos. Y son esos antojos los que nos hacen romper la dieta y echar por la borda todo lo que hemos trabajado.

Pero hay varios trucos para poder saciarlos sin que el remordimiento haga su aparición y mucho menos recuperar los kilitos perdidos.

¡Échale un ojo a esto que seguro te interesa!

No te lo prohíbas

Si lo sacas de tu vida de golpe tendrás ansiedad por comerlo, así que lo mejor es ir reduciendo las cantidades hasta que prácticamente ya no lo comas y sea sólo un antojo de vez en cuando.

No sólo lo dulce engorda

Es un mito eso de que sólo las cosas dulces engordan. Hay alimentos salados que contienen muchísimas calorías y grasas. Así que no sólo lo dulce perjudica tu salud y tu figura.

heetos

Come cosas dulces sanas

Si de verdad eres una súper fan de las cosas dulces y te cuesta mucho no consumirlas, entonces opta por comer cosas sanas como por ejemplo fruta. Es dulce pero no te engordará.

Haz snacks con stevia

Si eres de las que toma café o té en las mañanas o durante el día trata de no agregarle azúcar convencional sino un sustituto como la stevia, así no sobrepasas tu límite diario de azúcar.

stevia snacks

Toma agua

A veces un antojo puede ser suprimido con agua, así que la próxima vez que mueras por algo dulce toma bastante agua y verás como desaparece.

Lo light no es la opción

Los alimentos light sigue teniendo muchísima azúcar, sodio y grasas. Así que no son la opción si de una dieta estamos hablando.

Come cosas dulces en la mañana

El organismo trabaja mejor con la insulina por las mañanas, por lo que, el consumo de carbohidratos por la mañana aumenta la energía, no las reservas de grasas. Además, aumenta la serotonina y por lo tanto, reduce la sensación de ganas de dulce a lo largo de la tarde. Puedes optar por yogurt con frutas y miel.

desayuno dulce

Come chocolate puro

Evita el chocolate con leche ya que tiene un elevado contenido en azúcar. Pásate al chocolate negro y puro, apenas tiene azúcares, ya que suele estar compuesto casi al cien por cien de cacao.

Relájate

Muchas veces, la adicción al dulce está marcada por razones fuera de lo alimenticio, como por ejemplo la ansiedad, así que aprender a controlarla es vital para calmar los antojos. El ejercicio es una gran herramienta.

Te recomendamos

Tienes que ver