¿Qué hacer si ya estás cansada de ser la amiga con derechos?

¿Tienes un amigo con derechos pero ya no te sientes cómoda con esta situación, quieres formalizar, quieres exclusividad pero no sabes qué hacer, si hablarlo o mejor seguir llevando la fiesta en paz como hasta ahora? Bueno, tienes que saber que sólo tienes tres opciones, hoy te las presentaré y después de conocerlas necesitas decidir a cuál te apegarás, porque créeme, no hay más.

Número 1

Seguir así

La primera opción es que te relajes tantito, comprendas que ambos decidieron tener una relación sin ataduras, bajes la frecuencia con la que lo ves, poner más límites emocionales y conseguirte otro con el que andes a la par para que se te olvide tantito. Y ver si funciona y si no, pasar a las siguientes opciones.

Número 2

Hablar de lo que sientes y quieres

Ya sé que no quieres hablar de tus sentimientos y de lo que está ocurriendo porque tienes miedo de que él no sienta lo mismo y todo acabe. Pero tienes que comprender que no hablar no hará que los sentimientos desaparezcan, estos seguirán creciendo y tú seguirás sufriendo cada vez más. Además cabe la posibilidad de que él sienta o mismo, y si no, bueno, es porque la relación tenía que terminar ya.

Número 3

Salir de ahí

Si de plano no quieres hablar con él de tus sentimientos y tampoco te funcionó seguir con él y hacer como si nada hubiera cambiado, entonces sólo te queda terminar con eso y alejarte por completo. Deja de mentirte a ti misma diciéndote que podrán ser amigos, entiende que tus sentimientos por él cambiaron y la amistad no tiene cabida.

Agradece lo vivido, atesóralo como una experiencia más y antes de iniciar algo nuevo, sé sincera contigo misma y pregúntate si quieres de nuevo algo sin compromisos o quieres intentar algo serio y formal.

Tienes que ver