Outfits formales que no te robarán tu juventud

Al momento de madurar, ya sea por trabajo o escuela, tenemos que comenzar a vestirnos con formalidad. No tenemos nada en contra de los outfits formales, porque te dan elegancia, porte y se ven fantásticos; sin embargo, con lo que sí estamos en contra ¡Es que nos hagan parecer mayores! Imaginemos que una chica que está comenzando sus 20’s viste un traje sastre negro con camisa ¿crees que aún parece de 20? ¡Obviamente no! Por fortuna la formalidad no está peleada con verse joven y los siguientes outfits lo demuestran.

Usar mezclilla con ropa formal-casual

Si tu vida laboral/escolar aún se te permite usar mezclilla, puedes combinarlo con tacones o blusas elegantes. Incluso llega a destacar el resto de tus prendas.

Combina texturas

Si estás harta de las telas lisas y aburridas te invitamos a usar algunas con estampados o texturas. Existen prendas que caben dentro de lo formal sin caer en lo aseñorado.

Un romper

No cabe duda de que los rompers llegaron para quedarse. Por ser una prenda que se adapta a cualquier temporada o eventualidad ¡Será perfecto para ti! Busca ese romper que te haga ver de tu edad y sofisticada a la vez.

Prendas extravagantes

La extravagancia y la formalidad no son enemigas ¡Al contrario! ¡Se llevan súper bien! En las semanas de la moda (París, NY, etc.) las chicas más extravagantes son las que se ven más elegantes.

Polipiel

Las prendas de polipiel (es decir de cuero pero sintético) son una gran elección para tus outfits formales; porque te da ese aire de libertad sin caer en lo osado.

Maxi falda

La medida de falda formal es a la rodilla y aunque en la actualidad también es válida la mini falda, pero ¿Dónde quedan las maxi faldas? Quedan en ese punto intermedio ¡Pero ojo! úsala sólo si sabes combinarla bien.

Un vestido vintage

Un vestido para el trabajo/escuela es un problema. Muy pocos parecen formales y juveniles. Si quieres lucir formal pero sin parecer que vas a una boda puedes usar un vintage.

Una camisa a la moda

Cada temporada entra una tendencia en todas las prendas. Busca una camisa de moda para combinarla con tus pantalones y faldas. Además puedes usarla de esta manera, sigue viéndose elegante pero te da un aire despreocupado que no se roba tu juventud.

Vestido locochón

Como ya se mencionó, los vestidos son batallosos. Busca un vestido tan extraño para que nadie pueda distinguir si es formal o juvenil ¡Idea millonaria!

Una polera

La polera es la más sencilla de las blusas, llevarla puesta es sinónimo de seguridad y confianza. Busca combinarla con prendas más elegantes para evitar caer en la fodonguez.

Busca complementos juveniles

Otro gran truco es llevar tu mismo traje sastre pero añadirles un poco de vida con otros elementos. Usa los tacones que usas en el antro o tu playera de los conciertos.

El mentado blazer

Sé que muchas ya están hartas de la prenda “blazer” pero es que es un milagro de los dioses de la moda. Imagínate con tu outfit del GYM, agrégale un blazer y ¡BOM! ¡Formalidad instantánea!

Te recomendamos

Tienes que ver