¿No sabes qué hacer con tu vida?

No existe una edad ni un tiempo en específico para descubrir cuál es tu camino es la vida, nos han vendido la idea de que a los 18 (edad en la que la mayoría entra a la Universidad) tenemos que saber a qué nos dedicaremos y que haremos con el resto de nuestra existencia, y esto no podría ser más estúpido. La vida no es recta, siempre puedes empezar de cero, hacer cosas nuevas sin importar tu edad o posición en la vida.

Así que si hoy estás en un punto en tu vida en donde no sabes hacia dónde ir, te sientes perdida, inconforme con lo que haces y con ganas de algo más, entonces estos pasos te ayudarán a encontrar otro camino.

Relájate y respira

Debes de empezar a entender que no tienes ni tendrás nunca el total control de tu vida, es lo que hay y entre más rápido lo entiendas y lo aceptes, más relajada y feliz serás, y esto, te permitirá tomar mejores decisiones y tu capacidad de adaptación y resolución de problemas mejorará. Entender que las malas decisiones, los errores y las situaciones negativas son parte del proceso, abrirá tu mente.

Así que respira y relájate bastante, porque si quieres salir de este estancamiento, el estrés no te ayudará.

Pruebas y haz cosas distintas

Si quieres conseguir resultados distintos, debes hacer cosas diferentes. No lograrás descubrir aquello que te gusta si no pruebas cosas nuevas, si no vas descartando, si no sales de tu zona de confort. Analiza qué es lo que te está anclando, libera esos miedos y actúa.

Abraza el fracaso

El miedo al fracaso no evitará que fracases, sólo evitará que vivas y que descubras qué es lo verdaderamente tuyo. Debes comprender que los errores son parte de la vida y son sumamente importantes. No se trata de huir de ellos sino aprender de ellos.

Toma todas las oportunidades

La vida constantemente te está presentando oportunidades, pequeñas, mediana y grandes. Pero si tú las bateas así como van llegando, pues seguirás estancada. Tómalas, es la única manera de avanzar.

Elige basándote en ti

Si tomas decisiones basándote en lo que los demás quieren, en lo que los demás esperan de ti, en si estarán de acuerdo o no, si les generará orgullo, etc, lo único que lograrás es forjarte una vida que no es tuya y que estará eternamente llena de frustraciones y arrepentimientos. Las decisiones de tu vida las tienes que tomar basándote en ti.

Deshazte de ideas estúpidas

Aunque suene duro así es. Me refiero a esas ideas que te hacen creer que la vida es recta, que naces, creces, te reproduces y mueres. Así no es la vida. En la vida hay infinidad de caminos, no tienes que hacer lo que hicieron tus padres o lo que te dicen que debes hacer. Hay miles de opciones y tú eliges qué sí es para ti y qué no.

Busca inspiración

Busca personas que hayan salido de la caja, que hayan roto estereotipos y patrones. En Internet hay muchísimas personas que eligieron caminos distintos, llénate de este tipo de inspiración, aprende de ellos.

Piensa menos y actúa más

Pensar, imaginar y soñar es parte del proceso pero no puedes quedarte ahí porque las cosas no llegan de la nada. Las cosas se consiguen con trabajo, esfuerzo, pasión y dando pasos. Paso a paso pero sin detenerse.

Conócete más

Conocerte es parte esencial del proceso, así sabrás que sí es para ti y qué no. Ve a terapia, pasa tiempo contigo, descúbrete.

Tienes que ver