Los tacones de Selena Gómez le jugaron una muy mala pasada

Los tacones pueden ser nuestros mejores amigos pero al mismo tiempo nuestra peor desgracia. Si no estamos pendientes de dónde y cómo pisamos, podríamos pasar tremenda vergüenza por su culpa.

Y justo esto le ocurrió a Selena Gómez, ella se dirigía hacia la salida de su hotel cuando el tacón de una de sus botas se falseó y ella casi se estampa contra la puerta giratoria. Pero gracias a sus reflejos felinos y a su guardaespaldas, la cosa sólo terminó en un video gracioso que ella misma compartió en sus stories en IG.

Estuvo a un pelito de rana calva del desastre…

Te recomendamos

Tienes que ver