Dejar tus sueños… ¿Por un trabajo estable?

Hola a todos, hoy les traigo un artículo que me ha dado muchas vueltas en la cabeza. ¿En qué momento dejamos nuestros sueños en segundo plano para concentrarnos en un trabajo que no nos gusta soóo porque dependemos de él económicamente?

Si bien es cierto que muchísimas de nosotras al cumplir cierta edad, al terminar la carrera universitaria o bien, muchísimo antes, comenzamos a trabajar en el lugar donde conseguimos trabajo por el hecho de sentirnos independientes en cuestiones económicas. Así pasan los días, cumpliendo un horario en una oficina, un restaurante, o trabajando con los papás en el negocio familiar, recibimos dinero, compramos “felicidad” en cosas materiales que queremos en el momento y poco a poco dejamos pasar oportunidades de lo que realmente nos apasiona, el sueño que nos mueve, nos impulsa, como ser cantante, empresario, modelo, actriz, artista, doctor, bailarina, maestra, cual quiera que sea tu sueño.

¿ En realidad vale la pena renunciar a eso por tener un horario de 9 am a 6.30 pm de lunes a sábado  para trabajarle a alguien más?

Hay una frase que me gusta mucho porque siento que es tan verdadero lo que dice:

– “Si no luchas por tus sueños, alguien más te contratará para que trabajes por los de él” –

serlibre

Tenla siempre presente y nunca despegues los ojos de tu objetivo. Es increíble ser responsable y tener una fuente de ingresos propia para ayudar a tus papás o para que solventes tus gustos, pero nunca dejes de prepararte para cumplir tu meta en la vida. No olvides que… “Quien trabaja haciendo lo que ama, no tiene que trabajar ni un solo día de su vida”

Recuerda que hay personas que nacieron con la bendición de ser “quien ellos quieren ser” por el simple hecho de ser hijo de, sobrino de, conocer a…

Pero también hay otros como nosotras, que nacemos con el don de SOÑAR, de levantarnos día a día a partirnos el alma por ser aquello que cada noche, con los ojos cerrados a punto de dormir, nos hace sentir felices por el simple hecho de que algún día sabemos que lo vamos a lograr.

Cuéntame, ¿cuál es tu sueño?

Te recomendamos

Tienes que ver