Cosas que no debes hacer cuando alguien te termina

Terminar una relación amorosa, en la mayoría de los casos, es algo realmente doloroso y hasta traumático. Y más cuando no fuiste tú la que tomó la decisión, eso es aún más difícil y doloroso, pero no imposible de superar.

Así que si te encuentras en esta situación y sientes que el mundo se te viene encima, comienza dando pequeños pasos hacia la recuperación de tu precioso corazón y no hagas estas cosas.

Recuerda que si las haces, estarás retrasando la cura a tu mal de amores. ¡Sé fuerte!

Y recuerda, si necesitas un consejo de amor o desamor, síguenos en nuestra cuenta de Instagram ‘NECESITOUNCONSEJO’.

Rogarle

Respetar la decisión del otro, aunque no te guste, es el primer paso para poder comenzar a asimilar tu dolor y sanar. No ruegues, no servirá de nada, si se quiere alejar, que lo haga. Lo que necesitas hacer en lugar de pedirle que se quede a alguien que no se quiere quedar, es aceptar lo que ocurre.

Hacerte la fuerte

Si no quieres llorar y desbaratarte enfrente de la persona que te acaba de dejar, está perfecto. Pero no está bien que guardes tus sentimientos y que, según tú, te hagas la fuerte. Eso no es ser fuerte, es ser necia.

Tienes que dejar que tus sentimientos y emociones fluyan como cascada, grita, llora, patalea y berrea hasta que sientas que ya no necesitas hacerlo. Sólo sacando lo malo harás espacio para lo bueno.

Conservarlo en redes sociales

Tras una ruptura, a nuestra mente siempre viene la genial idea: ¿Para qué lo borró?, me voy a ver ardida, eso le dará más importancia, mejor que vea cómo soy feliz sin él, y un infinito etc. de pretextos tontos que evitan que lo saquemos de raíz de nuestra vida.

Deja de engañarte, nunca van a ser amigos; si mantienes el contacto o dejas la ventana abierta jamás cerraras ese ciclo, no sanarás, no aprenderás y tus siguientes relaciones serán cada más infructuosas.

Intentar darle celos

Sé que te sientes dolida, enojada y decepcionada de la vida y del amor, pero si crees que dándole celos lo lastimarás, te equivocas. La única que saldrá perjudicada serás tú, porque no obtendrás lo que deseas. Deja de querer venganza; enfócate en ti, en sanar, en incrementar tu amor propio, en avanzar.

Crearte una cuenta falsa

Querer saber qué es de su vida es normal, la curiosidad permanecerá si la ruptura es reciente. Pero si te dejas llevar por tus sentimientos y comienzas a abrir una cuenta falsa para espiarlo y saber qué hace y qué no, le estarás echando limón a la herida constantemente e impedirás que cicatrice sanamente.

¿De qué te sirve saber qué hace?, enfócate en ver qué estás haciendo tú con tu vida, él ya no pertenece a ella, déjalo ir.

Llamarlo borracha

Sé que esto se te puede ir de las manos porque es normal que quieras irte de fiesta y ahogar tus penas en alcohol. Pero trata de que una amiga sea la vigía de tu celular para que no te humilles hablándole en la madrugada. No servirá de nada y te sentirás mucho peor contigo misma por la mañana.

Buscarlo cuando algo malo te pase

Tienes que hacer consciente que él ya no tiene cabida en tu vida. Así que si algo malo te ocurre, si terminas en el hospital por apendicitis, o si se muere tu conejo, no tienes porqué buscar consuelo en unos brazos que no quieren estrecharte.

Así que, esos momentos serán claves para que puedas valerte emocionalmente por ti misma o bien, acercarte a otros seres queridos.

Seguirle hablando a la familia

Aunque te lleves increíble con su hermana, con tu ex suegra o con sus amigos, lo mejor será tomar distancia; si no lo haces, querrás saber de él y eso evitará que sigas adelante. Recuerda que una vez que terminas la relación con tu novio, la familia va incluida.

Andar con alguien luego, luego

Meterte en una relación nueva sin haber superado la anterior, es el peor error que puedas cometer. Porque compararás, querrás hacer las mismas cosas con tu nueva pareja y sólo terminarás lastimando a alguien más y te frustrarás.

Así que date tiempo, conoce personas pero no te involucres a largo plazo. Tienes que recuperar tu autoestima y tu seguridad. Saber que sola también eres feliz.

Espiar a su nueva pareja

Si te llegas a enterar que tiene nueva pareja, es normal que la curiosidad de vuelva loca, pero trata de no meterte en ese terreno, porque si lo haces, todo lo que has ganado hasta ahora desaparecerá y tendrás que volver a empezar.

Te recomendamos

Tienes que ver