Cosas que hacías de niña y que deberías volver hacer hoy

¡Crecer apesta! así es ya lo dije y lo sostengo. Tal parece que cuanto más grandes nos hacemos más aburridos nos volvemos. Como que poco a poco vamos perdiendo la capacidad de sorprendernos con las pequeñas y sencillas cosas de la vida, nos la pasamos complicando absolutamente todo y terminamos sin disfrutar nada.

Por eso hoy vengo a proponerles que volvamos a hacer todas aquellas cosas que hacíamos cuando eramos niñas, esas simples cosas que nos hacían sentir bien, que nos sacaban una sonrisa y que además nos divertían.

¿Te unes?

Un día de chatarra

Yo sé que cuidar la línea es el pan de todos los días. Pero ¿recuerdas cuando eras niña y lo único que querías comer eran papitas, galletas, chocolates y gomitas?. Bueno pues regálale un día a tu niña interior, tírate en la cama y prepara el maratón de películas y de comida chatarra.

Refresco en bolsita

No sé porque cuando crecemos en lo único que pensamos es en vernos y sentirnos sofisticadas y refinadas ¡al diablo! Sé libre por un momento y mete ese refresco en una bolsita, mete un popote y hazle un nudo.

refresco-bolsita

Pintar con los dedos

¿Hace cuánto que no te ensucias con acuarelas y demás pinturas? Ve por una cartulina un poco de pintura y crea una obra de arte usando sólo tus dedos. Siente la textura, diviértete y expresa todo lo que llevas dentro.

Hacer figuras de plastilina

Recuerdas que cuando te daban plastilina en al escuela y tus figuras no tenían pies ni cabeza, es más no tenían forma alguna. Pues pon a prueba todas tus habilidades, ponte a amasar plastilina y ve si tus figuras se siguen viendo igual. Amarás la sensación.

hands painted

Vestirte sin sentido alguno

Ya basta de siempre querer lucir como recién salida de una revista de moda, date un día de descanso para volver a ponerte prendas de colores que no combinan por el mero placer de la comodidad.

Mascar chicle hasta que te duela la mandíbula

Seguro que cuando eras niña te metías como 5 chicles a la boca y los mascabas hasta que ya no podías hacer más bombas y hasta que tu mandíbula empezaba a doler ¡Vuelve a hacerlo! te va a encantar.

ojos cubiertos

Hacer experimentos con la comida

Cuando éramos niñas hacíamos experimentos con la comida, combinábamos cosas raras para descubrir nuevos sabores y  aveces inventábamos algo realmente rico ¿Por qué no seguir experimentando? la vida es muy corta como para quedarnos sólo con lo que ya está.

Encontrarle forma a las nubes

Recuerdo que cuando era pequeña abría la cortina de mi habitación y me acostaba durante horas a encontrarle figuras a las nubes ¿Por qué dejé de hacerlo? realmente no lo sé, pero es una manera de relajarte y de estar contigo misma ¡Volvamos a hacerlo!

mix food

Peinarte en la ducha

Puedo apostar que cuando eras pequeña aprovechabas el shampoo en tu cabello para hacer figuras con él, para peinarte de maneras graciosas y extrañas. Y también puedo apostar a que ya no lo haces. Tómate unos minutos para divertirte en todo lo que haces.

Subir a un árbol

Yo nunca fui muy hábil para subir a los árboles y sin duda es un pendiente que tengo en al vida y que pienso palomear. Y si tú si subías, pues vuélvelo a hacer, mira el atardecer desde ahí, deja de preocuparte por los bichos.

Te recomendamos

Tienes que ver