Cómo superar al wey con el que no tuviste nada

Pues sí, aunque suene raro e incongruente, llega a pasar que te clavas (por no decir obsesionas) una, con el wey con el que saliste un rato sin compromisos y después te botó o desapareció (como ya es costumbre en muchos), o dos, te clavas de un wey que ni siquiera te fumó jamás.

Sientes que no vas a poder sacarlo de tu mente y de tu vida, te creas un dramón digno de una telenovela y te preguntas ¿ahora cómo lo supero?, ¿qué hago? Bueno, hoy desde mi experiencia, con todo mi amor y toda mi sinceridad te diré qué tienes que hacer.

1.- Deja de hacerte la víctima

2.- ¡Basta de idealizar!

3.- No te crees historias

4.- Sácalo de tu vida

5.- Ve a terapia

Te recomendamos

Tienes que ver