Antes de pensar en casarte ¡vete a vivir con tu novio!

Durante toda nuestra vida, la mayoría de mujeres hemos vivido con el tema de que el hecho de irte a vivir antes del matrimonio con tu pareja es cosa del demonio y un “pecado” terrible para las mujeres (según la sociedad).

Yo la verdad no creo que sea así y las razones son diferentes. Desde mi punto de vista, el hecho de vivir antes con él te ayudará a conocer al 100% a ese hombre con el que deseas compartir tu vida, tiempo, dinero y proyectos. Te pido que las analices y las tomes en cuenta antes de dar el “sí definitivo” al matrimonio.

Conocerás qué tan compartido es

Unir tu vida con alguien no funcionará como deseas si a él no le nace compartir su espacio, tiempo, risas, anécdotas y hasta comida contigo.

Descubrirás hábitos, costumbres o manías que no sabías que tenía

Todas y todos tenemos pequeñas manías que son inevitables de ocultar cuando se pasan las 24 horas del día juntos. Podría ser que ames esas pequeñas cualidades o que las odies, eso podría definir el futuro de tu relación con él.

Te conocerás más a ti misma

Vivir a su lado no sólo te ayudará a conocerlo más a fondo, sino también tú te darás cuenta de todas esas virtudes y defectos que tienes y de los que posiblemente no te habías percatado.

Ambos se darán cuenta de qué futuro les espera al convivir juntos día y noche

Si la mayor parte de su tiempo comparten risas, buena vibra y armonía, seguro les pinta un futuro hermoso juntos. Sin embargo, si constantemente viven con celos, peleas, envidias o son posesivos sabrán que lo mejor será esperar y arreglar sus diferencias (si es que lo desean) antes de dar un paso más importante.

Madurarán a la par

Vivir con otra persona no es nada fácil, por más que tú y él sean además de pareja también mejores amigos, habrá momentos difíciles de los que ambos tendrán que aprender a ceder, a aceptar y a tolerar diferentes acciones. Esto es bueno porque les ayudará a tener más bases en su relación, haciéndola más fuerte para un futuro.

Tendrán mayor tiempo para crear planes a futuro sin presión y con completa libertad

Estar juntos todos los días les dará la oportunidad de comenzar a dar pasos pequeños pero firmes hacia adelante en su relación. Casarte repentinamente, sin saber qué esperar, podría ser como una cubetada de agua fría.

En vez de ahorrar para una boda y una familia, pueden antes ahorrar para viajar juntos, rentar en un mejor lugar o hacer locuras

No hay porqué apresurar las etapas de su relación. Dense el tiempo como pareja de conocerse en diferentes ambientes y proyectos.

Vivir juntos podría ser la última prueba que necesitas para saber si de verdad quieres pasar con él toda tu vida.

Si no te sientes taaan segura de dar el “sí” es porque seguramente hay “algo” que te causa dudas o inquietudes. Mejor averigua qué es antes de dar ese importante paso.

Su vida sexual se pondrá a prueba

Lo queramos o no, es una parte indispensable para una relación sana, larga y duradera.

Si no te gusta vivir con él, podrán trabajar en resolver sus problemas antes de que ya no haya vuelta atrás.

Si no funciona ni logran resolver sus problemas no tendrás que enfrentarte legalmente a un divorcio.

 

Te recomendamos

Tienes que ver