6 Artículos que no te pueden faltar cuando por fin te vayas a vivir sola

La transición de ser un estudiante universitario a ser un adulto real y funcional es difícil por un millón de razones: tres horas de clase al día se intercambian por un trabajo de tiempo completo, y las salidas nocturnas se cambian por recuperar las horas de sueño que se perdieron durante la semana laboral. El cambio definitivamente requiere reinventarse un poco y con eso, viene reinventar el espacio en el que vives.

Cuando obtienes tu primer apartamento “para adultos”, puedes pensar un poco en el diseño y las cosas que comprarás (porque en realidad existe la posibilidad de que puedas tenerlos en los próximos años). A continuación, hemos reunido cosas para invertir en tu primer apartamento real para adultos.

1. Un cuadro artístico

Atrás quedaron los días de carteles de ofertas de bebidas robadas de los bares del campus que cubrían cada centímetro de tu sala de estar. Estamos tratando de ser adultos aquí, y elegir algunas obras de arte enmarcadas es una de las mejores maneras de hacer que cualquier espacio se sienta como propio. Una pared de la galería de algunas de tus imágenes e impresiones favoritas, te brinda la oportunidad de mostrar tu personalidad en tu nuevo espacio.

2. Ropa de cama para invitados

En la universidad, literalmente tenía dos toallas y dos juegos de sábanas que alternabas cada semana. Si estabas usando uno, el otro estaba en la lavandería. No hubo preparación para invitados de ningún tipo, pero en un apartamento real, querrás cambiar eso. Estar preparado con toallas y sábanas limpias adicionales para un huésped que se queda contigo, es 100% cosa de adultos. Esto también hará que tu madre esté realmente orgullosa. 

3. Plantas y flores

Si buscas darle vida a una habitación, las plantas son tu opción. Comprar algunas plantas universales y artificiales y arreglos florales ayudará a reunir tu nuevo lugar. Son una forma económica de darle a una habitación una sensación completamente diferente y hacer que te sientas como en casa; y definitivamente, también podrás utilizarlas en tu próximo apartamento.

4. Alfombras

¡Por fin tendrás la oportunidad de comprar una alfombra que realmente puedas usar por un largo tiempo!

5. Cojines de sala

Otra forma fácil de hacer que una habitación se sienta cómoda son los cojines. Son económicos y pueden cambiar por completo la apariencia y sensación de tu habitación. 

6. Copas de vino

Es inevitable que en algún momento durante tu tiempo “libre”, tengas tiempo para una noche de vino. Para ello no necesitas gastar una tonelada en copas de vino elegantes, pero elegir algunas copas que de hecho están destinadas al consumo de vino, definitivamente vale la pena.

Te recomendamos

Tienes que ver