5 Sencillos smoothies que te quitarán menos tiempo que tu novio

Ya es marzo, y yo sé que en muchas partes ya está haciendo bastante calorsito, por eso yo digo que es el momento perfecto para tomarse un delicioso smoothie que además no te engordará. Son súper sencillos de hacer, y para demostrártelo te dejaré mis cinco smoothies favoritos, que además te darán una idea para crear tus propias combinaciones.

Antes de empezar a hacerlos, les dejaré los cuatro “smoothie-mandamientos”:

1. Utiliza una buena licuadora, porque a veces es irritante tener que masticar tus smoothies.

2. Utiliza la leche que quieras (sin azúcar de preferencia); de vaca, de coco, de almendras, de soya o la que se te ocurra.

3. Endulza con lo que quieras, ya sea con plátano congelado, también puedes usar miel o jarabe de arce.

4. Congela tu fruta. Cuando compres tus frutas mételas al congelador en cuánto puedas, para que puedas tener acceso a ellas a la hora que se te antoje un ¡delicioso smoothie!

smoothies

SMOOTHIE DE MANTEQUILLA DE MANÍ CON PLÁTANO

Comenzaré con este ¡mi smoothie favorito! No sólo porque es delicioso, sino porque también tiene muchísimas proteínas por el yogurt griego y la mantequilla de maní; yo a veces le agrego un puñito de espinacas, pero eso ya se los dejo opcional. Debes mezclar en tu licuadora:

2 plátanos congelados

2 cucharadas de mantequilla de maní natural

1 taza de leche sin azúcar (nuez, soya, vaca)

1/2 taza de yogur griego

Miel o jarabe de arce, al gusto

¡Hazlo y quedarás más que encantada!

smoothie platano

SMOOTHIE DE PIÑA COLADA

Están en lo correcto, es parecido a ése delicioso coctel tropical, pero en su versión sana (obvio). Aquí sí te recomiendo la leche de coco, si no tienes a la mano, cualquiera le va bien. Debes mezclar en tu licuadora:

2 plátanos congelados

1 taza de trozos de piña (de lata o natural)

1 taza de leche de coco (o la que quieras)

Miel o jarabe de arce, al gusto

Son un desayuno perfecto.

smoothie piña

SMOOTHIE DE PLÁTANO CON FRESA

Como que tengo un trauma con el plátano; en fin, éste es el smoothie más común en el mundo, el favorito de muchas y el más accesible para todas. Debes mezclar en tu licuadora:

1 plátano congelado

1/2 taza de fresas congeladas

1 taza de leche sin azúcar (nuez, soya, animal)

1/2 taza de yogur griego

Miel o jarabe de arce, al gusto

Después de esto tu también querrás añadirle plátano a todo.

smoothie fresa

SMOOTHIE DE BAYAS

Que mejor que una mezcla exquisita de antioxidantes, lo que puedes hacer es comprar varias bayas como fresas, moras o frambuesas y congelarlas en tu refrigerador; o puedes ir al súper y comprar una bolsa de mezcla de bayas congeladas, de esas que ya venden preparadas. Debes mezclar en tu licuadora:

1 plátano congelado

1 taza de mezcla de vayas congeladas

1 taza de leche sin azúcar (nuez, soya, animal)

1/2 taza de yogur griego

Miel o jarabe de arce, al gusto

Tu día simplemente no podría empezar mejor.

smoothie bayas

SMOOTHIE DE MOCHA

Si eres un café adicto, este smoothie es perfecto para ti. Además de que el café le da muchísimo sabor y tiene antioxidantes. Lo que te recomiendo es que tus restos de café los viertas en una bandeja de cubitos de hielo y congelarlos. Debes mezclar en tu licuadora:

1 plátano congelado

1 taza de café fuerte (o cubitos congelados)

1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar

1/2 taza de yogur griego

Miel o jarabe de arce, al gusto

¡Y con toda la actitud!

smoothie mocha

Te recomendamos

Tienes que ver