10 Tips para que tu novio no se entere que le estás siendo infiel

Ok, entremos en terrenos peligrosos…

Más allá de lo que es moralmente correcto o no, hay temas que (aunque no los digamos en voz alta) a todas nos pueden llegar a interesar dependiendo de la etapa en la que nos encontremos de nuestras vidas; temas que por su contenido se han convertido en ‘tabú’ y que la sociedad simulando ser “perfecta”, ha querido enterrar para que no se hable más de ellos… ¡já!… como si con eso bastara.

Como ustedes saben, desde hace 13 años Eslamoda ha sido un sitio de libre expresión para las chicas, en donde no solo intentamos hacerte pasar un rato divertido o inspirador, sino también intentamos tocar diferentes tipos de temas que lo queramos o no, suceden en la vida de la mayoría de las mujeres (tarde o temprano). Cada contenido se basa en experiencias o ideas propias de las redactoras que trabajamos en este sitio. Nosotras no estamos para juzgarte si haces o no algo que nosotras no haríamos; y es precisamente por eso, que hoy te pido que apliques la misma ideología conmigo.

He de confesar que de aquí en adelante, este contenido se pondrá un poco en contra de los buenos hábitos en una relación, de hecho te podría parecer un poco molesto si nunca has pasado por el estrés y las consecuencias de serle infiel a alguien y por eso te pido (con todo el respeto del mundo) que si no estás interesada, pases al siguiente contenido… Si te interesa, sigue aquí conmigo para que te cuente mi historia.

Hace mmm… ¿2 años? (jajaja no recuerdo bien hace cuánto tiempo) inicié una relación con un chico que al principio me pareció encantador. Nos enamoramos y vivimos nuestro romance con muchísima intensidad durante los primeros 5 meses. Podría decir que durante ese tiempo todo fue increíble, después… no tanto. Resulta que a los 6 meses me enteré que él me puso el cuerno con una chica de su trabajo, como han de imaginarse, yo quedé destrozada en ese momento, pero lo amaba tanto que lo perdoné, creyendo que todo volvería a la normalidad y que mi cuento de hadas seguiría como antes… vaya error que cometí.

Después de la infidelidad, todo vino en decadencia debido a que la confianza jamás regresó. Las peleas cada vez eran más recurrentes y lo peor de todo era que, él (sin motivo alguno) creía que yo le era infiel, pues pensaba que me vengaría de lo que me hizo, siendo que en ese entonces para nada era algo cierto, ni siquiera pasaba por mi cabeza el poder hacer algo similar. Él vivía paranoico de mí sin razón alguna y yo de él.

El tiempo pasó, yo no había sido infiel, y creo que él tampoco. Como todas las parejas teníamos nuestros momentos muy buenos y momentos terriblemente malos, sin embargo, más que pareja, ya éramos dos personas codependientes el uno del otro. Más que amor, había una obsesión de sentirnos dueños el uno del otro. Cansada de esto, pero con miedo a enfrentar el escenario de decirle “quiero que terminar contigo”, tomé la decisión de comenzar a salir con otros a escondidas.

Hasta el día de hoy, llevo viviendo una “doble vida”. No digo que sea lo ideal, pero mínimo para mí es más divertida y me hace sentir mejor que la otra que ya tenía. Sin darme cuenta, todo esto me ha llevado a ser una master en saber cómo hacer para que él no se entere de mi infidelidad.

Ok, ¡pausa!

Te dije que esto se iba a poner cada vez más complicado, pero no me hiciste caso y ahora piensas que soy peor que Teresa y que me merezco lo peor (si no sabes quién es ‘Teresa’, busca en Google). Así que lo repito: Si no te va gustando por dónde va esto, será mejor que pases a un contenido que no te haga enojar, pues esto solo irá de peor.

Continuemos… 

Yo sé que estoy mal y que la mejor opción sería terminar con este engaño en el que vivo, pero decirlo es más fácil que hacerlo. Tan difícil es la situación (o así me lo he hecho creer), que prefiero engañarlo, antes de terminarlo. ¿Será una adicción a la emoción lo que siento? ¿Será que no me siento mal con él debido a lo que me hizo en el pasado? ¿Será venganza?, no sé… solo sé que lo disfruto, y hasta el momento así estoy bien. Es por eso que, si has llegado hasta aquí, y en la remota posibilidad de que vivas algo similar a mí, te quiero compartir algunos tips para que tu vida sea más sencilla en caso de que tomes la decisión personal de serle infiel a tu pareja.

Nunca des tu número personal, mejor pídele al “otro” que te de su número

Sé que es muy complicado esto, pero si de plano quieres mantenerte segura de que tu pareja jamás se enterará, nunca des tu número personal al “otro”. Pídele que él te lo dé, y llámale de un teléfono público para ponerse de acuerdo de dónde se verán.

Ni se te ocurra darle tu nombre verdadero

Seamos sinceras, si sales con otro sin terminar a tu pareja “oficial”, es porque no deseas nada serio con otra persona, así que, qué mas da mentirle al otro diciéndole que te llamas de otra manera. Lo he hecho, y es más emocionante, pues puedo ser quien yo quiera.

Dile que no tienes redes

El pretexto de “Eso no es lo mío” o “antes tenía Facebook, pero ahora es muy aburrido y lo cerré” bastará.

Baja apps que borren los mensajes automáticamente

Si decides no hacerme caso en los puntos pasados y aún así te atreves a ser infiel, necesitas usar la tecnología a tu favor y no en tu contra. Date el tiempo de buscar qué app te ayudaría mejor. Hay desde algunas que simulan una pantalla de inicio normal, mientras mantienen la verdadera oculta (oséa como si tuvieras doble sesión en tu celular), hasta otras que te ayudan a eliminar los mensajes de tus chats en automático cada determinado tiempo.

No actúes sospechosa con tu novio “oficial”

Por ejemplo, si ya tienes las apps ideales para que no él no se entere, deja adrede tu celular cerca de él cuando te vayas a bañar o cuando entres al baño. Suena cruel, pero con estos hechos le demostrarás que no tienes “nada que ocultar”. Con las apps ideales será literalmente imposible que él descubra algo.

Compra un celular barato, ponlo en silencio, escóndelo, y úsalo para tus otros amores.

Es mejor gastar en un celular barato que usar el personal. Podrías guardarlo en el lugar que él menos se imagine. Si no viven juntos, aún así escóndelo en el cuarto de lavado, en la recámara de tus hermanos o en un lugar al que él no tenga acceso, para que cuando él esté de visita en tu casa, no lo encuentre.

Recuerda tus mentiras

En más de una ocasión (al inicio) me confundía con las mentiras y pretextos que le decía cuando él sospechaba algo. Necesitas ser audaz y recordar cada palabra que le dijiste para que después no te sabotees tú misma.

No involucres ni le cuentes lo que estás haciendo a tus amigas ni amigos

Si un día te peleas con ellos, se pondrán en tu contra. Así de sencillo. Necesitas que nadie sepa esto que estás haciendo.

Dale el mismo apodo “cariñoso” del “oficial”… ¡a todos!

Nunca cambies, de lo contrario tú solita te echarás de cabeza. Por ejemplo, si a tu novio le dices “bebé”, a todos diles “bebé”.

No salgas con otro que pueda tener conexión con tu novio oficial

Descarta a chicos que pudieran tener hasta una lejana conexión… o sea: no de la misma escuela, no del mismo círculo de amigos, no que vivan en la misma colonia, etc.

¿Has llegado hasta aquí? Vaya, pues hay tres posibles razones: 1. Lo has vivido, 2. Quizá has pensado hacerlo alguna vez y quieres estar prevenida, 3. No lo has hecho pero aún así te dieron ganas de seguir leyendo.

Sea cual sea tu situación, el consejo final que te puedo dar es que antes de hacer todo esto (como yo), intentes solucionar todo al momento, nunca te quedes con cosas guardadas o si no cada vez será más difícil y te quedarás sin armas para poder enfrentarte a tu realidad. No estoy aquí para juzgar, ya que sé que cada historia diferente, al igual que cada fuerza de voluntad. Podría ser que yo no sea tan fuerte como tú… o quién sabe, tendrías que conocer toda mi historia y estar en mi misma situación.

En un mundo color de rosa no tendríamos que hablar de esto, pero lamentablemente esto también es parte de la mayoría de los seres humanos. Muchas veces podemos ser las buenas, pero en ocasiones, es inevitable ser la mala.

Gracias por permitirme desahogarme. Lindo día.

Te recomendamos

Tienes que ver