10 Pasajeros del metro que se merecen arder en el infierno

El metro… Ese largo transporte público que al día ayuda a mover a millones de personas en las ciudades más habitadas del mundo, me ha hecho conocer lo peor de la especie humana. En 24 años de mi vida me ha tocado convivir con algunos de ellos que hacen de tu trayecto, un verdadero infierno.

Aunque hay muchos, hoy mencionaré a los que me provocan darles un puñetazo en toda su cara (posiblemente a ti también te hayan dado ganas).

El envidioso

Se caracteriza por ser ese(a) subnormal que coloca su mochila, bolsa del mandado o sudadera en el asiento de lado para que nadie se siente ahí. Normalmente no les importa que el metro vaya a reventar, a ellos les vale una m&[email protected]… y se hacen los dormidos para que no les hables y les pidas que te dejen sentar.

Los apasionados

Son esa parejita que durante todo el trayecto se van toqueteando y haciendo sonidos con la boca cuando se besan. Literalmente sólo les hace falta quitarse la ropa enfrente de ti para sentir que estás viendo una escena de una peli mal hecha xxx. Algo realmente asqueroso para algunos de nosotros(as).

naaa

El que grita al hablar por celular

No sé por qué demonios hay personas que se suben y en vez de hablar como gente normal, ¡GRITAN! cuando hablan por celular. Me ha sucedido a veces que aunque lleve mis audífonos, sigo escuchando a esa molesta persona, algo totalmente frustrante.

El que se adueña del tubo

Tal cual como si se tratara de un amante del pole dance, este tipo de personas no entienden que los tubos son para que todas las personas que vamos paradas, nos podamos agarrar y no para recargar todo su asqueroso y a veces mórbido cuerpo en ese pedazo de metal. En verdad que todos aquellos que lo hacen me provocan un tic nervioso en el ojo.

El metiche

Ama espiar todo lo que vas escribiendo en whatsapp, lo que vas leyendo y hasta la canción que vas escuchando. Un total fastidio de persona.

Lo peor es que ellos creen que saben disimular muy bien ¬¬.

Los que se quieren subir antes de dejar bajar

¡Maldita sea mi vida con estos tipos! Me refiero a todos esos inútiles que cuando llega el metro y se abren las puertas, en vez de dejar bajar primero a las personas que vienen dentro, su cerebro colapsa y se avientan como estúpidos. Provocando que todo se haga un caos y la gente se empuje.

metro cd

El señor(a) que te hace la plática y te habla de sus problemas de salud, familia, nietos, etc…

¡Argh! No lo tolero, hay veces que me dan ganas de decirles muy educadamente que no me importa su vida, su familia y mucho menos si vienen de una consulta con el doctor. Lo siento, pero yo soy de esas personas que no me gusta hablar con desconocidos.

Los acosadores

¡Hijos de la gran…! Yo soy hombre y no hay cosa que más me pueda molestar, que ver que otro tipo se le arrime a una mujer y la vaya acosando en su trayecto. ¡Mujeres! No se dejen y expongan a ese tipo frente a todos.

Los que apestan

Les juro que me dan ganas de vomitar siempre que se suben esas personas que apestan. Es una falta de educación no tener buen higiene.

metro de la

El que se recarga en ti para dormir

Tremendas pelotas de estos tipos… Creen que porque van cansados, te pueden tomar como almohada para colocar su cabeza en tu hombro y así poder descansar mejor. Si los extraterrestres se llevaran a todos los que hacen esto, sería el tipo más feliz del mundo.

El que se va viendo videos o escuchando música sin audífonos.

No sé si en realidad quiera que todos los demás sepan qué está viendo o si sólo lo haga porque en realidad no le importa lo que piensen de él. No sé, pero sucede a diario y siempre me dan ganas de arrebatarles el celular y aventarlo por una ventana para que aprendan.

En fin, necesitaba sacar un poco mi frustración, espero me entiendan. Si has pasado por esto dale like y comparte con tus amigas.

 

Te recomendamos

Tienes que ver