10 Cosas que debe entender toda nueva mamá

Por ahí hay una frase que dice: ‘Nadie nos enseña cómo ser padres’, sin embargo creo yo que es algo que deberíamos ir aprendiendo desde antes de tener hijos (si es que soñamos con ser madres), o bueno, eso es lo que yo creo…

Por eso hoy te quiero dar unos consejos que he ido aprendiendo en gran parte ‘a la mala’ durante mi corto proceso como madre. Espero que te ayuden a analizar un poco lo que puede llegar a suceder en un futuro cuando seas mamá, así podrás tomar buenas y mejores decisiones que serán más sanas para ti y para el baby.

No está mal decirles: NO

No saben cómo me he cruzado con parejas ‘hipsters’ que dejan hacer al niño absolutamente todo lo que quieran y jamás le dicen no. Un niño debe tener límites y debe entender que debe seguir ciertas reglas para poder convivir mejor en familia y con sus amigos, primos, etc. Decirles que no puede tomar los juguetes de otros, o que no puede andar corriendo en un restaurant, está bien. No lo traumarás.

Si es niño y quiere jugar con Barbies, está bien

Convertirte en padre o madre significa que tú también debes trabajar en todos esos tabús o complejos que la sociedad o tus padres te inculcaron. Ser mamá te da la oportunidad de hacer mejores seres humanos, más amorosos y más respetuosos.

Si un niño quiere jugar con Barbies, o una niña con carritos, no les comiences a meter ideas de que “eso no es para ellos”, déjalos decidir y ser felices.

Regañarlos frente a otras personas está bien

Los niños viven ‘midiendote’ y hay ocasiones en que saben que posiblemente tú no los regañes por verguenza o para no incomodar a otros, por más mal que se estén comportando. Un buen grito y regañarlo a veces es la única manera de ganarte el respeto. Eso sí, jamás le pegues.

Los demás no tienen por qué educar a tus hijos

Ser mamá es cansadísimo, no mentiré. Pero no tenemos de otra, y por más estresante o agobiante que pueda llegar a ser el proceso de educarlos, nosotras (y sus papás) somos los únicos que deben tener la responsabilidad de educarlos.

Esto lo digo porque he visto a muchas mujeres que simplemente ya no le prestan atención a sus hijos y buscan que en la escuela, los amigos y hasta los desconocidos los regañen, enseñen cosas, comprendan, etc.

Debes entender que tu hijo no es perfecto

¡Quítate esa idea! Tu hijo es tan imperfecto como cualquier ser humano, y tendrá momentos en los que esté triste, de mal humor, no sea bueno para alguna materia, o simplemente no logre algo que tu anhelas para él. A los hijos está bien motivarlos, pero no los presiones a conseguir objetivos que a él no le llamen la atención.

Sus abuelos no deben estar por encima de ti en cuestiones de autoridad

No dejes que sus abuelos (tus padres o tus suegros) tengan más autoridad que tú frente a él. Tú eres su mamá y punto.

Comprarles cosas para que dejen de hacer berrinche no es algo bueno

Yo entiendo que el estrés de que otras personas piensen que eres mala madre podrían llevarte a hacer cualquier cosa para que tu hijo deje de llorar. No cedas, déjalo llorar y que se calme poco a poco, solo así verá que no conseguirá nada llorando.

Si vas a ser madre soltera, no te hagas la víctima

Suena fuerte, pero es la verdad. Hacerte la víctima solo hará hacer sentir a tu hijo también como una víctima más, y la verdad no es así. Si tú decidiste tener un hijo y la otra persona no se quiso hacer responsable, ni modo. No puedes hacer más que hacer hasta lo imposible para sacarlo adelante y seguir con la vida.

No trates a tu hijo como si fuera tontito

Los niños no son estúpidos, y entienden mucho más que algunos adultos, así que no lo trates como si fuera menos inteligente de lo que es.

No te desquites con él (ella)

Cuando eres mamá puedes tener muchos sentimientos encontrados en un mismo día, no desquites todo eso contra él.

Te recomendamos

Tienes que ver