Outfits para llegar como toda una diva a la cena familiar

Seamos sinceras, las fiestas familiares nos gustan por dos razones, la primera es que nos enteramos de varios chismecillos y dos porque nos encanta andar viboreando a la prima que subió de peso, o a la tía que no tiene idea del buen gusto. Peeeero, obviamente nosotras no queremos ser la comidilla de los demás y es por eso que nos esmeramos en dejar con la boca abierta hasta a la novia del primo. Porque si van a hablar de ti, que lo hagan bien y bonito, llega como toda una diva a las reuniones familiares y calla unas cuantas bocas de una buena vez.

Lo primero a tener en cuenta es que menos, siempre es más. No necesitas colgarte hasta el molcajete que el punto no es parecerte al árbol de navidad. Mantén las cosas con clase, por ejemplo un vestido negro, un cardigan claro y tus tacones más seductores.

No descartes a tus jeans. Ellos pueden darte un look formal, juvenil y sexy. Basta que le añadas una camisa chula (checa lo bien que luce metida de esa manera en el pantalón) y tus tacones más glamorosos.

¿Tienes un vestido/suéter? ¡Suertudota! Ya tienes prácticamente todo tu look listo. Ahora sólo bastarán unas botas largas y tu mejor maquillaje.

Si piensas ir de compras para estrenar estas fiestas, entonces hazme caso y apuesta por un chaleco largo como este. Te dará todo lo que necesitas.

Las faldas midi no son de abuelita ni de mojigata. Si le imprimes tu personalidad, podrás obtener un look excepcional.

No necesitas usar los mil colores para estar acorde a la época. Un look blanco y negro como este será suficiente.

Si quieres una mezcla entre lo formal y lo casual, lo acabas de encontrar.

Tampoco se trata de llevar tacones a la fuerza, puedes verte igual de chula con botas de este estilo.

¿Quién dice que los shorts están fuera de sitio? Añade una camisa, un blazer, medias, botas y estarás más que lista para entrar como una diva.

Los abrigos o chalecos de peluchito te darán un toque de sofisticación que ninguna otra prenda te dará, así que no temas al usarlos. Puedes añadirlos a cualquier tipo de outfit ¡el que sea!

Te recomendamos

Tienes que ver