Outfits para llegar a la oficina como si fueras la jefa

No importa que no seas la jefa, eso no te impide llegar con toda la actitud y sobre todo, con el look. Y no, no hablo de saltarte las reglas o pretender ser alguien que no eres, sino de empoderarte de esa energía para que tu trabajo se vea beneficiado, en una de esas, tu actitud te lleva al ascenso.

Combina tu abrigo con tus botas y lleva siempre tu sonrisa.

No le hagas el feo a los vestidos largos.

Tu jefa va a empezar a copiarte los looks.

Métele todo el estilo que puedas.

No temas lucir diferente a las demás.

Ser diferente, resaltar, es lo que necesitas.

Chulada.

Activa tu modo pro.

Te recomendamos

Tienes que ver