Lecciones que tienes que aprender tras una infidelidad

Una infidelidad no sólo pone de cabeza tu mundo sino que afecta tu salud mental, tu autoestima, tu seguridad y provoca sentimientos y pensamientos que no son correctos y que terminan afectándote aún más.

Todas las experiencias desagradables dejan detrás de sí una estela de aprendizaje, no importa cuan traumática haya sido, siempre aprendes cosas que te hacen crecer como persona, y que impactan de manera positiva en tu vida una vez que superaste aquello que te derrumbo.

Y una infidelidad no es la excepción, así que si estás pasando por ese doloroso momento, esto será como la guía que te ayudará a encontrar el camino para no sólo superar este trago amargo sino para salir victoriosa de él. Estas son las lecciones que tienes que aprender.

Tú no lo orillaste a hacerlo

Un hombre infiel que ha sido descubierto difícilmente aceptará su culpa, y lo que hará será tratar de culparte a ti. Te dirá que tú lo orillaste a hacerlo, te dará mil razones, te dirá que cambiaste, que eras fría, y un infinito etc. de estúpidas excusas. Lo que tienes que entender es que no importa el estado en que haya estado la relación, si ya no eras cariñosa o si hiciste mil cosas mal. La realidad es que si él ya no quería estar contigo tendría que habértelo dicho, tendría que haber tenido los pantalones para terminar la relación antes de engañarte, no hay excusa que valga.

No es la culpa de la persona con quien te engañó

Muchas mujeres tienden a depositar la culpa en la amante y no en el infiel que les destrozó el corazón. No querida mía, quien te traicionó, quien decidió lastimarte fue él. No importa si fue ella la que se le insinuó, él que tomó la decisión de dejarla entrar a su vida fue él, nadie se mete en cama ajena sin permiso. Él tendría que haber dicho “no” pero no lo hizo. Así que si estás enojada, desquita tu furia con quien verdaderamente tiene la culpa.

Tratar de controlarlo no lo evitará

Si no le tienes confianza a tu pareja la relación jamás funcionará y lo único que lograrás es dañar tu salud emocional. Querer controlar cada movimiento de la vida de tu pareja no evitará que te sea infiel si esto es lo que él quiere hacer. Por más que lo monitorées, bastan 5 minutos para que te pongan los cuernos si esa es su intención.

Así que no te quiebres la cabeza ni vivas paranoica, disfruta tu relación, entrégate al máximo. Si al final decide engañarte no será tu culpa si no la de él que no sabe valorar nada en la vida.

No descuidar a tu familia y amigos

Cuando estamos enamoradas a las primeras personas que comenzamos a descuidar es a los amigos y a la familia. Es normal que te apartes de ellos por un rato puesto que estás en las nubes del amor. Pero cuando aterrices no olvides mantener y procurar esos lazos, porque cuando vives una infidelidad ellos son a los primeros brazos que quieres correr en busca de consuelo.

La confianza no regresa

Tras una infidelidad, por miedo a la soledad, por baja autoestima o por aferradas, muchas mujeres deciden perdonar a su pareja, pero estas segundas oportunidades difícilmente terminan en una relación bonita y sana. Lo más probable es que te vuelva a engañar, y si no lo hace tú vivirás con la duda, con la paranoia que ocasiona una confianza que jamás se recupera de un golpe así.

Nadie es perfecto

Cuando estamos enamoradas vemos a la otra persona como la cosa más perfecta del universo, un príncipe azul de carne y hueso, pero la verdad es que todos tenemos virtudes y defectos. Y una infidelidad te muestra que el ser humano está lleno de imperfecciones y que si idealizas a alguien, el golpe de realidad será bastante doloroso.

No encerrarte emocionalmente

Un error muy común es generalizar. Que un hombre te haya sido infiel no quiere decir que todos lo harán. Si no aprendes de las experiencias y en vez de eso decides cerrarte emocionalmente, para según tú protegerte, lo único que lograrás es dejar ir oportunidades realmente valiosas y lastimarte tú solita sin ayuda externa.

Aprender qué características no deseas en alguien

Puedes sacar mucho provecho de una infidelidad si te das el tiempo de meditar acerca de lo que ocurrió. Si te das el tiempo, puedes descubrir qué características no quieres volver a ver en una pareja; además, tú misma podrás darte cuenta de lo que no tienes que repetir en tu siguiente relación.

Valorarte más

Que alguien te haya sido infiel no quiere decir que fuiste insuficiente, que alguien más fue mejor que tú y que por esa razón te dejaron, ¡no! Una traición así sólo te muestra lo inmaduro y ciega que fue la otra persona. Esto te enseñará a elegir mejor a tus futuras parejas porque sabrás que vales mucho más que eso que te acaba de salir de tu vida.

Lo superarás

Al principio todo se verá negro, confuso y pensarás que ese dolor que sientes no se irá jamás, que lo extrañarás el resto de tu vida y que no podrás volver a enamorarte de nadie más. Pero no es así, todo se aclarará y te darás cuenta que por más que haya dolido, siempre podrás volverte a poner de pie.

Te recomendamos

Tienes que ver