Fotos que tienes que tomarte si te luciste al elegir tu outfit de hoy

Sé honesta, por la noche siempre piensas qué ponerte; sin embargo, hay días en que amaneces creativa y te súper luces con un outfit de ensueño. Crear el outfit perfecto no es tarea sencilla, porque debes escoger prendas que se complementen entre sí, que te queden a la perfección y que se lleven bien con tus zapatos y accesorios. Si lograste estos tres puntos, busca en las siguientes fotos la manera ideal para presumir tu súper look en Instagram.

Aprovechando tu outfit perfecto llama a alguien, una amiga o ligue, salgan a un bar, café o restaurante y pide que te tome una foto del cuerpo completo. Así lucirás en el lugar y en tus redes sociales.

Si no tienes dinero para salir a comer o tomar algo, al menos sal al centro de tu ciudad, ahí habrá muchos lugares lindos para tomarte una foto de cuerpo completo.

La selfie en un auto debería ser un clásico, pues es fácil de tomar y hasta el uber puede ayudarte con eso. Pues saldrá todo tu outfit y le dará puntos a tu Instagram por originalidad.

Una clásica selfie en el espejo no tiene escape, sé que suena a cliché pero el outfit lo ameritará. Además si no tienes uno grande en tu casa puedes usar el de un baño lindo…

…o el de una tienda departamental. Aunque siempre es recomendable tener un espejo gigante en tu cuarto, pues alguien con tanto estilo como tú lo merece.

Si tienes un espejo mediano, puedes ponerlo en el suelo, sentarte en el piso y tomarte una foto preciosa. Además, puedes elegir dónde ponerlo y que el fondo sea la mejor parte de tu casa.

Una foto “así como que no te das cuenta” también es opción. Sólo procura que quien te la tome sepa tomar fotos; no como esos novios que te toman fotos desenfocadas, comiendo o en el peor momento posible.

Busca en Pinterest o Tumblr poses que puedes imitar y hasta una foto afuera de tu casa se verá genial. El punto de un outfit a veces depende mucho de la pose con que lo portas.

Una foto sin tu cara hará resaltar aún más tu look de ese día. Incluso puedes agarrarte el cabello para que luzca más y mejor.

Si ya volviste a tu casa y se acabó el día, puedes poner el cronómetro en tu cámara y hacer mil poses sobre tu cama ¡Obvio no de las que piensas! Unas lindas sentada, acostada o hasta saltando.

Te recomendamos

Tienes que ver