Disfraces geniales que puedes hacer con cosas que ya tienes en casa

Si eres como yo, seguro te duele el codo cada vez que Halloween se acerca y es que los disfraces no son nada baratos, pero tampoco puedes andar de aguafiestas y presentarte sin disfraz a las fiestas y andar de amargadita por la vida.

Así que si quieres algo original, creativo, sencillo de hacer y sobre todo económico, entonces has llegado al lugar indicado. Hoy te traemos algunos disfraces que puedes lograr con cosas que ya tienes en casa. Échales un ojito, elige uno y pon manos a la obra.

Compra algunas cajitas de cereal (que el gasto no importa porque podrás comértelos y no son tan caros), un poco de pintura roja, cuchillos desechables, una blusa blanca que ya no uses y un marcador para escribirle ‘Cereal Killer’.

Pídele a tu sobrinita o a la vecina algunas muñecas prestadas y usa tu ropa más fodonga, un chongo mal hecho, maquillaje como si acabaras de salir del antro y listo ‘Mamá luchona’.

Si irás con tu novio o un amigo pueden disfrazarse de cirujano y paciente.

¡Juego de gemelas!

¡Noticias falsas! Seguro que tu abuelito tiene varios periódicos acumulados por ahí.

Ponle palomitas a alguna de tus faldas y listo.

¡Google maps!

Si tienes por ahí algunos dinosaurios de plástico, este disfraz tiene que ser el tuyo.

Este sin duda será el mío…

Para los ofendiditos.

Un clásico.

Puedes hacerte la falda con papel maché, es súper sencillo.

Sólo necesitas ensuciar un poco tus prendas.

Awww!

O de una hermosa gitana.

Te recomendamos

Tienes que ver