Cosas que tienes que regalarte a ti misma este 14 de Febrero

Sé que muchas de ustedes se deprimen o se sienten mal por estar solteras el 14 de febrero y eso es la tontería más grande del mundo. No tienes que tener una pareja para celebrar este día. San Valentín se trata de celebrar el amor y la amistad. Y no hay amor más grande y sincero que el que tiene por ti misma.

Así que sin importar si tienes o no pareja, deberías consentirte tú solita este día. ¿Cómo?, justo así:

Tu comida favorita

Ordena a domicilio esa comida que tanto amas y disfrútala como si fuera la última vez que la comes, deja de lado la culpa, déjate consentir.

Postres y movie

Ya que disfrutaste tu comida favorita, ahora viene el postre y es necesario que se haga bien, así que no escatimes. Elige lo que más ames comer y pon tu peli o serie favorita.

Productos skin care

Adquiere esos productos que siempre has querido para cuidar tu piel. Recuerda que no es un gasto sino una inversión en ti misma.

Velas de aromaterapia

LO creas o no, una vela puede cambiar tu mood. Si no tienes regálate una y disfruta de un momento de paz.

Diario

Tener un diario no es cosa de los 90’s. Es una herramienta increíble que te permite plasmar tus pensamientos, puedes desahogarte y volver a ellos para tomar decisiones. Regálate uno,.

Libro de autoayuda

No hay nada más maravilloso que invertir tiempo en nosotras mismas, en nuestro crecimiento. Relájate, prende tu velita aromática, prepara tu bebida favorita y comienza el camino hacia una mejor versión de tí.

Ligas de resistencia

Cuidar tu cuerpo es importante, es tu templo y necesitas procurarlo. Así que consíguete ya esas ligas de resistencia para cumplir tu objetivo de ser una chica fit.

Suscripción a una app

Si no sabes cómo cumplir tu objetivo de ser más saludable. Regálate una suscripción a un plan de ejercicios y plan nutricional. O bien, si deseas con locura ver pelis, puedes regalarte una suscripción a algún servicio de streaming.

Esa prenda que tanto quieres

Regálate esos zapatos, ese bolso, ese vestido o la prenda a la que ya le traes ganas desde hace tiempo.

Una escapadita

Si tienes la oportunidad, regálate un fin de semana en algún pueblito mágico, una playa o el bosque. Solo tú y el mundo a tu disposición.

Te recomendamos

Tienes que ver