Cosas que solo entenderán las que han salido con un gordito

Hoy mientras hacía un recuento de los últimos chicos con los que he salido, me di cuenta que al parecer tengo una fascinación por los chicos rellenitos. En lo personal no me importa si tienen sus 10 o 20 kilos de más, no me desagradan a la vista.

Hoy quiero compartir algunas cosas que seguro si has salido con un chico gordito, entenderás a la perfección.

Es muy cómodo acurrucarse con ellos.

Pasar una tarde viendo Netflix y quedarte dormida en sus brazos es lo mejor que pueda suceder durante una tarde de flojerita.

Son seguros de si mismos.

He conocido muchos hombres gorditos que son mil veces más seguros que muchos de mis amigos delgados, esto obviamente los hace mil veces más atractivos.

Son realmente simpáticos.

Al parecer sus kilitos de más, también les han dado poderes sobrenaturales para hacernos reír sin esforzarse de más.

Se ven genial con barba y estilo hipster.

Creo yo que especialmente a los chicos gorditos les va el look de una barba grande y estilo hipster, ¿tú no?

estilo hipster

Comes más rico que nunca cuando estás a su lado.

Ellos no se preocupan si alguna comida tiene más calorías que otra, es por esa razón que siempre que nos invitan a comer, eligen lo mejor de lo mejor, logrando así también enamorarnos por medio de la comida.

Lo rápido que pueden perder peso.

He conocido a muchos hombres que se han puesto de meta bajar de peso en tan solo unos meses. No sé como lo hacen, pero lo logran con una facilidad envidiable.

¡Qué alguien me explique a qué se debe!

Nos hace sentir bien con nuestro cuerpo y nos dan más seguridad.

Al no tener que competir con ellos por ver quien está más delgado o más “marcado”, nosotras comenzamos a entender que también podemos sentirnos igual de seguras que ellos sin importar que no estemos en los huesos o con músculos súper marcados.

Además ellos saben siempre dar muy buenos consejos cuando nos sentimos avergonzadas o con falta de confianza debido a cosas relacionadas con nuestro físico.

No te presionan para que tu luzcas “perfecta”.

A ellos lo único que les importa es que te sientas bien contigo misma y con eso son felices. Jamás te presionan para que bajes de peso o para que salgas totalmente maquillada y arreglada. Por alguna razón son mucho más relajados que muchos otros hombres.

Casi siempre son buenos en la cama.

Lo digo por experiencia propia. (Aclaro… casi siempre).

Te recomendamos

Tienes que ver