Cosas que inevitablemente te pasarán cuando estés madurando

Pues sí, aunque no queramos la madurez llegará tarde o temprano a nosotras, a algunas más temprano y en diferentes medidas pero de que llega, llega. Algunas señales de que te está ocurriendo son nada más y nada menos que estas:

Los chicos malos te parecerán estúpidos

Pues sí, todas pasamos por esa etapa en la que los chicos rebeldes y malos nos parecen la cosa más atractiva del universo, es casi como un imán. Pero cuando la señora madurez llega a ti, cada vez que te topas uno así, sólo puedes pensar que es realmente estúpido y sin chiste alguno.

Los chismes se te harán de mal gusto

Nunca se irá al 100% tu gusto por los chismes ajenos no te preocupes. Pero sí subirá su calidad, por así decirlo. Ya sólo disfrutarás los realmente poderosos, las nimiedades ya se te harán niñerías.

mal gusto

Tu grupo de amigos se reducirá drásticamente

No es que te vayas a quedar sin amigos de un día para otro. Pero cuando eres muy joven consideras a todo mundo tus amigos aunque ni los conozcas. Pero cuando la madurez te pega se reducen a unos cuantos. Lo bueno es que esos poquitos son los mejores.

Ya no tendrás la necesidad de quedar bien con los demás

No tengo idea de porqué cuando eres súper joven tienes la constante necesidad de quedar bien con los demás, de complacerlos, de lograr que piensen lo mejor de ti. Es agotador, pero cuando la madurez toca a tu puerta las cosas así te valen un tremendo pepino. Te relajas y comienzas a hacer cosas por ti y los demás pasan a segundo u octavo plano.

yeah

Te vestirás como se te dé la gana

Es delicioso por fin relajarse y elegir la ropa que te gusta, que te hace sentir cómoda. Si está a la moda o no ya no es tan relevante. Si te gusta como te ves te lo pones.

No te causará problema salir desarreglada a la tienda

Debo confesar que cuando era adolescente no había fuerza humana que me sacará a la calle si yo estaba desarreglada, ni a la tiendita de la esquina iba hasta que quedaba impecable. Pero ahora ya me salgo hasta en pijama y chanclas. Aprendes a confiar en ti.

pajama

La resaca te durará una semana

Con la madurez quedan atrás esos buenos y viejos tiempos en dónde podías tomar y tomar en una fiesta, amanecer tener un poco de dolor de cabeza y a las dos horas estar como nueva. Ahora una pequeña cruda te dura al menos una semana.

Te comienzan a gustar cosas que de niño odiabas

Si antes ni aunque te apuntaran con un arma comías brocoli o cualquier otro apestoso vegetal. Ahora los comes con gusto pues ya te preocupas por tu salud. Y no sólo eso, como que ya les agarraste el sabor.

comedera

Tu metabolismo te dará la espalda

Pues sí, si antes no engordabas ni aunque te comieras la panadería entera. Ahora hasta el agua te hinchará ¡Maldita madurez!

Ahorrar se vuelve algo normal

Llega un punto en al vida en que te fijas metas más claras, y sabes que ahorrar es la única manera de lograrlas. Si antes despilfarrabas todo, ahora las preocupaciones de adultos te obligarán a tomarle el gusto.

Te recomendamos

Tienes que ver