Cómo vestirte para una boda si eres ‘teen’

Cuando tienes entre 12 y 18 años, ir a un evento formal como una boda es un verdadero martirio, y no me refiero a la ceremonia o el evento en sí, se transforma en un calvario por no saber qué ponernos. Y es que la mayoría de vestidos y prendas están dirigidos a mujeres más grandes. Así que si optas por alguna, terminas viéndote mega aseñorada. O bien tu mamá quiere que te pongas un vestido mega infantil que ya no va para nada contigo.

No sufras más, hoy hemos traído para ti varios tips para poder vestirte acorde al evento pero sin caer en extremos que no te van para nada.

La mejor opción siempre serán los vestidos casuales, esos que tienes en tu armario y que sólo usas en verano para salir con tus amigas. El punto es maquillarte y hacerte un peinado más formal. Y si el vestido es demasiado casual, añade unos tacones aunque sea bajitos.

Un vestido rojo arregla cualquier problema. Siempre se ve bien sin importar la ocasión (excepto un funeral obvio).

Puedes hacer mezclas, eres joven, aprovecha al máximo tu carta de adolescente para romper unas cuantas reglas. Por ejemplo, puedes usar una falda midi y una camisa de mezclilla con tacones lindos.

Las faldas de tul se te van a ver increíbles. Puedes ponerle una blusa casual y tacones, y nadie pensará que no estás acorde al evento.

Si no te gustan los tacones o tus papás piensan que eres demasiado chica como para usarlos. No te preocupes, puedes sustituirlo fácilmente. Si la boda será en jardín o playa, unas sandalias serán perfectas. Y si es en salón opta por unos flats lindos.

Los romper son prendas súper versátiles. Si les pones unos tenis se vuelven casuales y si añades zapatos elegantes, estás lista para esa boda sin problema alguno.

¿Tienes un maxi vestido? Entonces ya tienes tu outfit para la boda. Peinate y maquíllate lindo y listo, estás más que puesta para el bailongo.

Crea conjuntos con las prendas de tu armario. Por ejemplo unos shorts (que no sean de mezclilla, puede ser cualquier otro tipo de tela), una blusa con olanes, sin hombros o con escote padre.

No importa lo casual que sea tu vestido, unos tacones, un buen peinado y un poco de maquillaje lo harán ver diferente. Prueba y verás.

Y si no eres fan de los vestidos o de las faldas, un pantalón también es opción en este tipo de eventos. Un pantalón formal y una blusa linda y estarás puestísima para lanzarte al bodorrio.

Si quieres más ideas síguenos en Pinterest.

Te recomendamos

Tienes que ver