Cardigans gigantes más ricos que un abrazo de tu crush

Nada se compara con la sensación de que nuestro crush nos abrace, sin embargo podemos igualar o mejorar la situación con un sustituto; ya saben, por aquello de que seremos Forever Alone. Para tu desafortunado caso, podemos usar un cardigan gigante como objeto de reemplazo, para sentirnos abrazadas, calientitas y contentas esta temporada.

Un cardigan que tenga crochet ancho, es decir que se note el tejido. Te servirá para resaltar esos looks de lo más estrechos que amas usar.

Cardigan con crochet de hilo grueso. Este estilo se popularizó hace poco, pero de verdad que nos tiene a todas enamoradas, es como si salieras con colchoneta de tu casa.

Animal print, para las que ya se animaron a esta tendencias ¡Y se enamoraron! No sólo es un estilo que amarás, sino que el amor será correspondido y te hará lucir estupenda.

La asimetría es un gran truco, incluso en cardigans, para fingir formalidad en un look de lo más casual.

No necesariamente tu suéter debe ser de crochet, experimenta otras texturas igual de hermosas, como esa tela que parece sacada de un peluche o borreguito.

Usa un cardigan XXL cerrado como tu blusa de otoño. Ya sea que lo lleves suelto y unos skinny o fajada con jeans a la cintura.

Este año las mangas anchas se hicieron presentes en las blusas de verano ¡Pues la moda seguirá! ¿En dónde? Podremos verlo en los cardigans más top.

Los cardigans de colores pastel, como un lila, te servirá para darle luz y vida a tus sombríos looks de otoño/invierno.

Un cardigan largo te hará sentir tan cómoda, que hasta sentirás que llevas la reconfortante bata de baño en la calle…

…si te da miedo lucir mal, opta por un cardigan largo pero colorido. Así puedes escoger el cardigan que mejor se adapte a tu ropa y que se vea ad hoc a tu estilo.

Un cardigan ancho con crochet grueso ¡Es el match perfecto! Este tipo de cardigans quedan bien en todos los looks que ya tienes planeado para el otoño.

Te recomendamos

Tienes que ver