Bárbara De Regil vuelve al escándalo por desperdiciar agua

Quizá sea yo que vivo en una colonia pobre, quizá sea el mal gobierno que me ha tocado pero siempre estoy padeciendo con los cortes de agua (y sé que muchas de ustedes me entienden a la perfección). Y aunque no vivas esta situación, seguro que has escuchado que el agua es bendita y que hay que cuidarla porque somos demasiados en el mundo y esta se agota.

Bueno, pues tal parece que Bárbara De Regil en su mundo rosa y siempre feliz, no ha escuchado hablar de ello porque con el pretexto de divertirse un rato y de demostrar (una vez más) en redes sociales que ella siempre está feliz, decidió rentar un inflable y colocarle una manguera para que el agua fluyera y fluyera mientras ella y su familia se divertían de lo lindo.

Esta mujer sigue sin entender nada de la vida…

Ella y su mundo color de rosa y olor a dinero…

Te recomendamos

Tienes que ver