10 Trucos para vestirte con clase sin tener que vender un riñón

Vestir elegante para ir a la universidad, algún evento o trabajo no es sencillo y menos si tu armario está reducido a muchos jeans, tenis, sudaderas, playeras y blusas. Sin embargo, tarde o temprano la necesidad de vestir elegante te tomará desprevenida. Si quieres o necesitas cambiar tu look actual por uno con más clase y no tienes idea ni por dónde comenzar, te dejaremos diez trucos no tan caros, y así evitarás vender alguno de tus órganos.

Comienza intentando salir de tu zona de confort en cuanto a las telas de tu ropa, evita a toda costa la mezclilla o el poliéster. Las texturas en tu outfit, además de hacerte ver más glamurosa, le darás un respiro a tu piel de telas sofocantes.

Si de verdad no tienes sentido de qué irá bien o no contigo, comienza comprando una prenda que esté en tendencia. Muchas chicas no se imaginan, que la ropa llega a ser tendencia porque son universalmente favorecedoras.

Si no buscas gastar demasiado en accesorios, te recomendamos hacer trampa con accesorios de imitación, se ven iguales, son más económicos y sirven para lo mismo. Porque siendo sinceras, nadie se fija si los Ray Ban de alguien son originales, porque en el fondo todas somos tramposillas.

Para tener un bolso creativo, único, lindo y combinable no es necesario gastar los miles. Las marcas no lo son todo, busca bolsos en tiendas accesibles, hay diseños realmente geniales.

El negro es considerado el rey de reyes de la elegancia, así que no dudes en comenzar a usarlo apropiadamente, porque si exageras con el negro será contraproducente.

Cuida y mantén limpias tus cosas. No importa si tus accesorios son originales, imitación o incluso sin marca. Si tienes una bolsa original pero está sucia definitivamente se verá mal, pero si tienes un reloj sin marca bien cuidado y reluciente, lucirá siempre fantástico.

Las chicas tememos a usar cosas brillantes, pues si no lo usamos bien, nos veremos como una Brittany y no buscamos eso. Sin embargo, las cosas brillantes y bien elegidas, pueden hacernos parecer unas Hilton.

No importa si compras las prendas o zapatos más ostentosos del centro comercial, si no cuidas tus hábitos de salud, como comer bien y hacer ejercicio, no lucirán bien; en cambio si cuidas tu cuerpo y encuentras una blusa hermosa en una tienda equis, la magia de la elegancia se hará sola.

Unos buenos zapatos pueden convertir casi cualquier outfit en algo glamuroso. Sólo necesitas un par de zapatos que combinen con la mayoría de tu guardarropa, que no sean cansados para ti y que se vean carísimos de París.

Cuida los detalles. De nada te sirve traer el outfit más caro de la oficina, universidad o evento si no cuidas que tu cabello y piel estén saludables, que tu maquillaje vaya ad hoc a tu outfit, que tus accesorios sí combinen, que no huelas mal, entre otros detalles que algunas descuidan y ¡Son esenciales!

Te recomendamos

Tienes que ver