10 Pequeñeces que arruinarán tu relación

Todas sabemos que hay grandes cosas que destruyen relaciones, como una infidelidad, mudanzas o peleas cortantes, y a cualquier señal de ellas hacemos lo que sea para evitarlo. Desafortunadamente, la mayoría de las rupturas se dan por las pequeñeces, porque a pesar de parecer insignificantes, van acumulando fuerza suficiente para destruir una relación. Es fácil ignorarlas, porque las dejamos pasar con excusas como “Ninguna relación es perfecta” o “No le perjudica a nadie”. Así que échale un ojo, puede que aún estén a tiempo de salvarse.

Nota: Hemos hecho alianza con ‘Necesito un Consejo’ para ayudarte si es que estás pasando por un momento en el que necesites hablar con alguien sobre algún problema de autoestima, relaciones o cualquier otro dilema que tengas. Manda DM y te ayudaremos.

Caer en una zona de confort

Sé que una meta de relación es entrar en completa comodidad con tu pareja, pero eso puede ser la ruina de la relación. Creo que a veces las chicas olvidamos que hay que trabajar en mantener las cosas interesantes y divertidas. Sentirse cómoda es genial, pero siempre hay que esforzarse por probar cosas nuevas y no desnudarte (figurativamente) tan rápido.

Mirar el celular del otro

Este tipo de acciones es normal entre parejas, pero hay dos buenas razones por las que está mal. La primera es que es un signo de celos, lo que no está cool. En segundo lugar, es una señal de desconfianza, algo que a la larga será un gran problema. Mirar el cel del otro conduce a discusiones, paranoias y falta de comunicación.

Que tu pareja tenga mal temperamento

Salir con alguien enojón es malo, pero no es indispensable que no lo sea. No obstante, un temperamento malo poco a poco alejará a la otra persona. Al principio parecerá gracioso o intrascendente, a futuro se enojará hasta porque no le contestaste sus textos y te hartará.

Pasar demasiado tiempo juntos

Pasar mucho tiempo con tu novio es increíble, pero hazlo demasiado y mira cómo se desmorona tu relación. Debes tomar tiempo para ti, salir con tus amigos, estar tranquila al estar sola o ¡Tener tu propia vida! Así no te sofocarás, porque estar juntos 24/7 nunca es bueno.

Pelear en lugar de hablar

Discutir mucho puede dañar tu relación, esto significa falta de comunicación, así nunca resolverán sus problemas, se acumulará poco a poco la tensión y finalmente se terminará la relación. No todo tiene que terminar en pelea, pueden discutir sus puntos de vista y aprender a llegar a un acuerdo, no hacer drama por todo.

 

Estar pegado al teléfono

Sé que lo último que quieres escuchar es que el celular no es tu vida ¡Y yo también! Pero siendo seria, guardar tu teléfono con tu pareja cerca es lo mejor. Debes concentrarte y poner atención a tu novio antes de que se fastidie de ti y te termine.

Que uno sea más maduro

La diferencia de edad en parejas parece no ser un problema, pero tener diferentes niveles de madurez será su perdición. La madurez son escalones de pensamiento y si no están al mismo nivel, nunca llegarán a entenderse.

Hablar con tu ex novio

Yo sé que terminar una relación, no significa que la otra persona debe desaparecer de tu vida. Si deseas continuar una vida a la de otra persona, lo mejor es que te exnovio no se interponga en nada. Seguir hablando con él puede traerte chaquetas mentales o total desconfianza de tu nueva pareja.

Opiniones diferentes en el sexo

El sexo no es lo primordial en una relación romántica pero sigue siendo importante y tener diferentes opiniones respecto a él podría causar problemas. Por ejemplo, cuando uno quiere tener sexo diario y el otro sólo un par de veces a la semana; porque a la larga alguno va a incomodar al otro.

Querer complacer al otro

Dejar atrás tus metas y deseos por complacer a tu pareja o por no querer causar problemas, terminarán frustrándote y arruinando al relación. Aunque sean un equipo cada uno tiene que labrar su camino.

Si quieres más ideas, ¡síguenos en Pinterest!

Te recomendamos

Tienes que ver