8 Problemas a los que nos enfrentamos las mujeres muy DELGADAS

A diferencia de lo que muchas mujeres piensan, ser delgada no siempre es una bendición. Yo soy una chica que ha enfrentando terribles problemas a causa de mi complexión y sé que no soy la única.

1. Es imposible encontrar pantalones exactamente de mi talla.

La mayoría nos quedan muy ceñidos y nuestras piernas lucen mucho más flaquitas de lo normal, o de plano nos quedan súper aguados de todos lados.

pantalón

2. Nadie me cree cuando digo que soy mega tragona.

Todo mundo piensa que me mato de hambre, y cuando les digo que en realidad como muchísimo, nadie me cree. La verdad es que ya me cansé de demostrarlo.

snacks2

3. Cuando intento hacer ejercicio es típico que me  pregunten: ¿Para qué quieres hacer ejercicio?

Como si hacer ejercicio fuera únicamente para adelgazar. De hecho generalmente lo que queremos es ganar masa muscular para no vernos tan flacas.

gym

4. Algunas personas asumen de inmediato que sufrí o sufro un desorden alimenticio.

No sé por qué rayos piensan eso, ¡nada que ver. Mi salud es perfecta, el hecho de ser delgada no significa que esté enferma.

pan

5. Me han dicho que me vería mejor si aumentara algunos kilos.

Yo amo mi cuerpo y me acepto tal y como soy, no sé quién demonios dijo que las mujeres sexys sólo son las que tienen curvas.

delgada

6. Mis amigos bromean con el hecho de que puedan romperme si me abrazan.

Hay ocasiones en que resulta gracioso, pero fastidia que te lo digan todo el tiempo.

abrazo

7. Cuando salgo a comer me observan todo el tiempo para saber si estoy “comiendo bien”.

Especialmente cuando salgo con personas nuevas o con algún chico. ¡Dejen de hacerlo!

leche2

8. Mi abuela piensa que estoy enferma y siempre me quiere ver comer.

Clásico de la abuelas que si no te ven cachetón, piensan que no estás sano. Cada vez que mi abuela me ve, suelta la típica frase: “Ay mijita deberías comer más, estás en los huesos”.

abula1

Te recomendamos

Tienes que ver