Vestidos para la posada que deslumbrarán a la envidiosa de la oficina

Ser buena en tu trabajo puede traerte algunas enemigas, ya sabes, como la que siempre te copia el estilo o habla mal de ti. En esta posada debes usar un vestido que deslumbre a todos, sobre todo a tu compañera envidiosa.

Slip midi, un estilo casual en un largo formal, un vestido que te hará brillar toda la fiesta.

Little black dress, si el lugar es cerrado no temas usar un vestido corto, además puedes combinarlo con gabardinas o abrigos largos.

Un vestido de cualquier estilo pero en tono terracota, te hará la ganadora de la posada.

Minidress de manga larga, te mantendrá calentita y atractiva, en un inocente color pastel…

…o hasta un atrevido mini vestido negro pero con manga larga.

Vestido de tono piel, de preferencia que se acerque a tu tono pero que no lo iguale.

Maxidress de dos piezas, deslumbra con esa cintura que tanto te ha costado mantener.

La tendencia bodycon debe acompañarte para sentirte segura frente a las envidiosas de la oficina.

Crea aún más envidia con un bodycon de escote exuberante, sea de frente o en la espalda.

¿Posada de día? Para esto te recomiendo un vestido camisero, luce bien en invierno sin lucir nocturno.

Si elegiste un vestido corto, al menos intenta que sea cerrado de arriba para contrarrestar.

Un vestido minimalista hará todo el trabajo, podrás usar el mínimo de accesorios sin verte casual.

Tienes que ver